BILLY JOEL LIVE AT SHEA STADIUM

 

 

WILLIAM MARTIN «BILLY» JOEL (nacido el 9 de mayo de 1949 en el Bronx) es un gran artista y pianista que ha grabado muchos grandes temas, tales como el «Piano Man» o «Captain jack». Es uno de los pocos artistas que  consiguieron tener éxitos durante los años 70, 80 y 90. Fue ganador del premio Grammy en 6 ocasiones y ha vendido mas de 100 millones de discos en todo el mundo. Y por supuesto, fue incluído en el salón de la fama del rock´n´roll en 1999, así como también en el salón de la fama de los compositores y cantantes en el año 1992. Y a título personal,  es uno de los mejores pianistas de todos los tiempos.

Pero además de todos estos premios y de una carrera brillante como autor, pianista y cantante, el bueno de BILLY pudo haber sido boxeador profesional cuando era muy joven. No olvidemos que ha nacido en el Bronx. Y cuando se vive en un barrio como este es mejor saber defenderse o puedes tener problemas. Peleó de forma exitosa en el circuito amateur de «GOLDEN GLOVES» durante un corto periodo de tiempo pero abandonó este deporte por una lesión en un combate donde se rompió la nariz.

Siempre he considerado a BILLY como un gran artista y un gran fenómeno de la música. Como aficionado a la música y muy en especial al  Piano también me gustaría poner a continuación una canción que en su momento me influenció bastante, por la magia que hay en este directo. Es el tema: GOODBYE YELLOW BRICK ROAD (ELTON JOHN), donde hay un Face to face entre BILLY y ELTON  Ahí es ná!!! (de buen rollo ¿eh?)

 

Y ahora vamos a comentar un poco este gran directo en el Shea Stadium (New york). El tío suelta dos bombas para empezar:  Prelude/Angry young man. Y todo el público, incluido un presente, se ponen en pie. No se puede entender que uno se quede ahí quieto sin moverse cuando estás escuchando esa perfección musical y esos arreglos musicales que te voltean la cabeza como si el mismísimo Satanás estuviera jugando con tu alma.

Como se puede observar en esta entrada, el objetivo de BILLY  es que la gente se lo pase de primera con esa virtuosidad en sus dedos. Durante toda la actuación la imaginación y las buenas sensaciones nos invanden haciéndonos olvidar un poco este mundo lleno de envidias y de mal rollo.  Con BILLY, todo esto lo olvidamos y nos centramos en disfrutar de la magia de la música.

El directo del Shea Stadium tiene un repertorio de 25 canciones y tampoco voy a comentar el directo canción por canción pero si que me interesa contaros otra sensación que tuve al escuchar  «THE BALLAD OF BILLY THE KID» del disco PIANO MAN, que como todos sabemos fue un torrente de ventas en su momento y hasta la actualidad uno de los discos mas vendidos de la historia de la música.  Por favor prestar atención al mimo con el que se ejecuta esta canción. Yo me emociono como un niño.

Y por supuesto en el apartado de intervenciones tenemos a dos de los mas grandes de la historia de la música en general. Hablo, de TONY BENNET y PAUL McCARTNEY. Dos tíos que cuando cantan está claro que de inmediato nos sale su nombre sin ni siquiera preguntar.

En un momento de la actuación, BILLY decide hacer una de las suyas y llama a TONY  a tocarse un tema. Como si estuvieran en un bar de mala reputación buscándose unas monedas para el siguiente autobús hasta el siguiente garito. Estos dos artistas demuestran que su talento y su clase es de muy alto nivel.

Vamos con NEW YORK STATE OF MIND. Y que cada uno disfrute a su manera.

Siguiendo un poco con el apartado de intervenciones no quisiera pasar por alto una gran canción de Los BEATLES «LET IT BE». Siempre ha sido un tema muy especial para mi y ver como estos dos fenómenos la tocan con ese sentimiento hace que me sienta muy bien y muy agusto. Hay que reconocer que las voces son geniales y todo el mundo se lo pasa en grande incluido un presente.

Ya han pasado unos cuantos años desde que escuché  todo el disco  del PIANO MAN y tengo que decir que de todos esos grandes éxitos yo me quedo sobre todo con un hit, que para mi fue de lo mejor que he escuchado de BILLY JOEL. Os hablo del mítico «CAPTAIN JACK» que con esos arreglos y ese feeling me hacen sentirme tan bien que mi alma despega de mi cuerpo y vuela muy alto hacia el infinito y más allá. Ya se que esto suena a cuento de peter pan, pero es lo que hay. Sin más dilaciones vamos a escuchar….¡CAPTAIN JACK!

Que suene ese órgano de catedral por favor…

Y para concluir por hoy, me gustaría dedicarle este artículo a mi hermano que siempre me ha incitado a escuchar a este genio. El tío tenía muy claro que a mi me iba a gustar, aunque no tanto como a el, que lo vive incluso mas que yo. Gracias hermano, fue un acierto y espero que disfrutes mucho de ese directo de 1977 que te regalé hace poco, pues puede que algún día hagamos un artículo sobre ello. Un abrazo.

SALUD Y ROCK´N´ROLL

DR MABUSE.