BURT BYLER – JOAN QUERALT & THE SEASICKS – COTTON CLUB (BILBAO)

Hace un par de semanas tuve el placer de asistir a un doble cartel formado por Burt Byler y Joan Queralt & The Saesicks en el Cotton de Indautxu. El típico concierto al que vas simplemente por salir a tomar algo un viernes, sin expectativas de ningún tipo.

Llego a la sala y me la encuentro prácticamente vacía. No llegábamos a la docena de personas. En eso que saltan a escena Joan Queralt e Ignasi Miranda en lo que han dado en llamar “Low Cost Tour”, interpretando con una guitarra acústica, una eléctrica, una pandereta y un stomp box las canciones que suelen presentar como Joan Queralt & The Seasicks en formato de banda completa.

A partir de ese momento un respetuoso silencio invade la sala, porque las canciones que nos presentan invitan a ello, dado que son una deliciosa mezcla de melodías a medio camino entre el americana más etéreo y el pop más elegante, con arreglos aparentemente simples pero muy trabajados, con ciertos toques de blues y folk que no hacen sino engrandecer al conjunto. Viéndolos te pueden venir a la cabeza desde Wilco o Hiss Golden Messenger hasta Jeff Healey (este último tal vez más por el estilo, cuando Joan se coloca la guitarra en su regazo para regalarnos un profundo blues con slide), pero seguro que si los vuelvo a ver mañana se me ocurren otros artistas con los que sacar ciertos parecidos.

En el merch tenían un cd de 8 canciones de Joan Queralt en solitario, “Welcome Home”, que es una auténtica delicia, y un ep con 4 temas junto a The Seasicks, “Time Made Of Sand”, que tal vez para mi gusto sea demasiado indie en algunos momentos. Pero también os digo que dudo que haya nadie en este país que odie el indie más que yo y la verdad es que me ha gustado.

A continuación subió al escenario Burt Byler, que con su voz dulce en algunos momentos y descarnada en otros, su guitarra de caja y acompañado tan solo por Jonatan Temprano a la batería, nos obsequió con un show enérgico que fue el contrapunto perfecto al concierto anterior. Si bien en su web cita como infuencias a Tom Petty (al que homenajeó con un par de temas), a Ryan Adams o a Hiss Golden Messenger, me atrevería a decir que su propuesta, estilo e incluso concepto musical se encuentra más cercano a Neil Young que a cualquier otro artista. No hay más que escuchar su ep “Castle of Corruption” para darse cuenta de ello. Como he dicho, su show fue muy intenso y estuvo lleno de fuerza, pero también hubo momentos más recogidos y llenos de feelin’, como cuando interpretó la canción que le escribió a su mujer.

Si pasan por vuestra ciudad no dudéis en ir a verles, y tras el show haceros con una copia de “Welcome Home” y de “Castle of Corruption”. No os arrepentiréis.

Keep on Rockin’!

Dr. Pretorius