Como ser un cantante de rock y no morir en el intento parte 3

(El local: ¿por qué siempre me voy afónico a casa?)

 

Muchas dudas suelen surgir en el local de ensayo, sobre todo cuando el cantante se siente indefenso entre tanto músico y tanta artillería desplegada ( baterías atronadoras, guitarrazos imparables, bajos quebranta huesos, más guitarrazos ensordecedores etc..)

Voy a intentar hacer una guía con los problemas más habituales a los que se tienen  que enfrentar los cantantes.

 

ensayo

 

LO MÁS IMPORTANTE ES ESCUCHARSE

 

Todos tenemos claro que el cantante tiene que utilizar un micrófono para sonar amplificado, pero ¿Dónde enchufamos ese micrófono?

Podemos optar por un montón de aparatos para hacer sonar nuestra voz, normalmente lo más usado es lo que llamamos “equipo de voces”. Este suele constar de un par de altavoces y una mesa de mezclas. Podemos elegir diferentes combinaciones (mesa autoamplificada, altavoces activos, etapa de potencia etc…) la experiencia me dice que la mejor manera para elegir es pensar en el espacio, la portabilidad, el precio y por último la potencia. Lo de caballo grande ande o no ande no suele ser una buena idea.

A la hora de hacernos con un equipo, lo más importante será saber en qué banda tocamos y ser coherentes con el espacio que tenemos y el volumen al que queremos sonar. Por lo tanto, de nada servirá un equipo de 250w si tocamos con unos animales que ponen sus amplis de 2 metros de alto al 10 de volumen mientras un orangután aporrea una batería más grande que el propio local. Y es que al cantante SE LE DEBE OÍR y además él SE TIENE QUE PODER ESCUCHAR. Así qué si tu equipo no da para más, tienes que saber que los músicos de tu grupo deberían bajar el volumen o dedicarte a cantar música más tranquila.

Por otra parte intentar hacer sonar un equipo de mucha potencia en un local muy pequeño  también será un problema, todo tiene que estar bastante equilibrado.

Y lo de hacerse sonar a través de un amplificador no es una buena idea, hacerme caso que lo he probado muchas veces.

equipo

 

Un gran problema que suele surgir en los locales, sobre todo si son pequeños, suele ser el añadir muchos micrófonos,por ejemplo para hacer coros . Es muy difícil que en poco espacio los micrófonos no se estorben unos a otros, generando acoples y mal sonido en general. Por eso hay que evitar poner muchos micrófonos si no hay espacio suficiente en el local, ya que esto limitará el nivel de volumen al que puedas sonar.

 

SITUACIONES A EVITAR EN EL LOCAL

 

Todo el que ha estado en un local de ensayo se ha encontrado alguna vez con el problema de donde situarse. ¿Cuál es el mejor sitio para colocarse y cantar cómodamente?. La realidad es que ese sitio no existe, no vamos a crear falsas expectativas, en cada local el sitio ideal será diferente.

¿Cómo buscamos este sitio?

Más bien vamos a intentar desvelar cuáles no serán el sitio perfecto, así por descarte podremos quedarnos con el que mejor se ajuste:

-Nunca nos pondremos de espaldas a la batería, ya que normalmente se colará todo el sonido de esta por nuestro micrófono. Pudiendo situarnos en paralelo junto a ella.

-No nos pondremos en medio de amplificadores o fuentes de sonido, tenemos que evitar en la medida de lo posible encontrarnos en medio de una bola de ruido.

-Intentaremos no dar la espalda a los altavoces por donde estamos sonando, siendo lo ideal estar a una distancia de ellos mirándolos de frente, y estando situados cada uno a un lado distinto. Formando un triángulo entre ellos dos y el cantante.

-No nos pegaremos a ninguno de los altavoces por los que sonamos, a no ser que esté en  forma de cuña haciéndonos el servicio de un monitor. Aún así es conveniente que estemos a una mínima distancia del altavoz para recibir mejor el sonido.

Estas serían las pautas más importantes para poder conseguir nuestro hueco idóneo en el local, pero ya sabéis que será bastante difícil cumplirlas todas.

 

LO QUE NO DEBERÍA HACER PARA CONSEGUIR ESCUCHARME

 

Está claro, para escucharnos bien lo que tenemos que conseguir es un buen volumen y esto siempre no es fácil, por lo menos en los locales estándar. Cuando no disponemos de ese volumen, tendemos a buscar soluciones drásticas para poder escucharnos a gusto.

Una de estas opciones suele ser usar tapones, o cascos que reduzcan el sonido. El problema que tiene esto es que cuando tenemos tapones, escuchamos mucho más la resonancia interior de nuestra voz, con lo que reducimos la percepción de ciertos armónicos que dentro de nuestro cuerpo no se oyen pero que sí suenan en nuestra voz.

Para qué os hagáis a la idea, sería como conducir con las indicaciones de un GPS pero con los ojos cerrados, no veríais todo lo que hay alrededor así que saber el camino no serviría de mucho. Además, podríamos pecar de precavidos y eso nos repercutiría tanto en la afinación como en la fuerza y potencia de nuestra voz.

Otra cosa sería ensayar con In Ear vamos, con cascos que reproduzcan tu voz. Esta puede ser una buena idea, pero hay que tener en cuenta que así echaremos de menos la amplificación de nuestra voz, escuchándola muy natural, lo cual no tiene por qué ser lo mejor. Pero esto ya depende más de a lo que nos acostumbremos y trabajemos cada uno.

 

OTRAS CUESTIONES

 

Para terminar vamos a hablar de algo que no se suele tener en cuenta siempre.

EL MICRÓFONO ES EL INSTRUMENTO DEL CANTANTE

 

No puede ser que un cantante gaste dinero en un equipo de voces y no se gaste más que el mínimo en su micrófono. ¿Os imagináis a un guitarrista con su pedazo de amplificador( cabezal +pantalla de 4 conos) y con una guitarra modelo Squier “Hello Kitty”?

Bien, pues con un micrófono de 60 € y un cable de 5 € más o menos conseguirás un resultado parecido. Tampoco hay que gastarse una fortuna en tu micrófono, pero la verdad es que no hay que conformarse sólo con un Shure “sm 58” ( hay vida después de él), hay que darse cuenta también que un micrófono de 500 € en un equipo de 300€ tampoco rendirá mucho.

kitty Otra cosa a tener en cuenta es el estado de el micrófono, ya que si tiene muchos golpes no recogerá el sonido de la misma manera ( ¡es que he visto cada micrófono!). Ahora ya sabéis, los micrófonos también hay que cuidarlos.

 

Espero que todas estas cosillas básicas, pero a veces olvidadas, sirvan para que la vida del cantante en el local sea algo mejor

To be continued…

Dr Herbert West "Voice Reanimator"

 

 

Enlace para bookmark : Enlace permanente.

No se admiten más comentarios