COMO SER UN CANTANTE DE ROCK Y NO MORIR EN EL INTENTO PARTE 5

Atención: ¡Nuestro cuerpo no canta!

 

Algo de lo que no he hablado hasta ahora en esta serie de artículos es del cuerpo.

Un “todo” en cualquier ser humano que tenemos que convertir en un casi “nada” para que nuestra voz funcione correctamente.

A controlar esta estructura de la que no nos podemos librar.

 250px-labyrinth_-_rob_tyrant-roberto_tiranti_-_01

 

Todos hemos escuchado alguna o varias veces eso de que hay que cantar con el diafragma o con el estómago. La verdad es que no resulta muy difícil darse cuenta de que estas partes de nuestro cuerpo NO PUEDEN cantar. Así que cuando nos comentan o nos piden hacer alguna de estas cosas, se refieren más bien a que hagamos un buen uso de nuestro cuerpo al cantar. Esto es muy fácil

PARA USAR BIEN NUESTRO CUERPO AL CANTAR, LO MEJOR ES NO USARLO.

 

No hay más. Simplemente debemos dejar que el cuerpo no haga más que las funciones mínimas para que se produzca la voz, dejando el resto como un conducto por el cual pasará el sonido hasta llegar al exterior.

¿Qué es lo que hay que hacer para conseguir esto? Será mucho mejor si vemos lo que no hay que hacer.

 

NUESTRO CUERPO = UN TUBO POR EL QUE PASA EL SONIDO

Debemos darnos cuenta de que nuestra voz y nuestro cuerpo son dos cosas diferentes, pero ninguna de las dos pueden sobrevivir sin la otra y aquí es donde nos llega la confusión.

Infinidad de veces intentamos mover nuestra voz utilizando partes de nuestro cuerpo: siguiendo la melodía con la cabeza, impulsando el aire junto con el torso, estirando el cuello para llegar más alto, haciendo impulsos hacia atrás para gritar mejor etc…

Con todo esto lo único que conseguimos es entorpecer y restar fluidez a la emisión del sonido. Pero claro, normalmente ni siquiera somos conscientes de lo que estamos haciendo. Por lo tanto, lo primero que haremos es pararnos a mirar y analizar las posibles “manías corporales” que podamos tener, para así poder controlarlas después.

steveperry

Tenemos que tener claro que el cuerpo solo sirve como conducto a la voz, realzando y engrandeciendo sus características si sabemos aprovechar sus recovecos.

Al igual que en un instrumento de viento, nuestro cuerpo será el tubo por el que pasará el aire que convertimos en sonido. Para esto, es muy importante que el tubo no suponga en sí mismo un obstáculo, así que deberíamos deshacernos de cualquier tensión o movimiento extraño. Dejándolo libre para que la voz campe a sus anchas por él.

Una manera fácil para empezar a corregir estas manías, es pensar que nuestra voz solo existe fuera de nuestro cuerpo. Está claro que no podemos dejar de sentir las vibraciones que se producen en nuestro interior, pero sí que podemos visualizar nuestra voz unos palmos por delante de nosotros, a la altura de la frente. De esta manera podremos imaginarnos que dibujamos con la voz en el aire, en vez de maniobrar con ella dentro de nuestro cuerpo.

Esta es una cuestión puramente psicológica, pero nos ayudará a dejar de pensar en nuestro cuerpo para hacer funcionar la voz.

Solo hay que tener en cuenta esto:

PENSAMOS EN NUESTRA VOZ FUERA DE NOSOTROS, NUNCA DENTRO

 

EQUILIBRIO, EL SECRETO PARA UNA BUENA POSICIÓN CORPORAL

 

Al igual que en cualquier disciplina en la que interviene el cuerpo, como puede ser cualquier deporte. En el canto, es muy importante mantener siempre un buen equilibrio para conseguir una buena postura corporal.

malas-posturas-corporales

El secreto para eliminar cualquier postura inadecuada y cualquier tensión corporal es  mantener siempre un equilibrio constante. Cuando nos desequilibramos, perdemos el control y empezamos a intentar compensar esa falta de equilibrio en partes del cuerpo que no son las adecuadas.

Lo principal es pensar en el cuerpo como un todo y no sentirlo en partes diferenciadas. Podríamos poner ejemplos de grandes cantantes que debido a pensar sólo en ciertas partes de su cuerpo como los hombros o el pecho, han derivado a esas partes el peso de su voz haciendo que esta se fuese fatigando y mermando con el tiempo.

Si mantenemos siempre un buen equilibrio, asentándose bien al suelo sin anclarse demasiado. Nuestra voz ganará un soporte natural casi sin tener que buscarlo. De esta manera podremos movernos sin temor a que nuestra voz se desmorone.

Para mantener todo esto es muy importante tener constancia de los ejes corporales.

Ejes cuerpo humano

 

EL PIE DE MICRO, NUESTRO TERAPEUTA DESCONOCIDO

images

Los cantantes tenemos una ventaja en comparación a los instrumentistas, no necesitamos las manos para cantar. Esto hace que las podamos usar casi para lo que queramos. ¿Por qué no usarlas para canalizar nuestras tensiones? Aquí es donde llega la función de ese artilugio que muchas veces utilizamos sólo como parte de la estética del directo, el pie de micro.

Sólo con agarrarlo con una mano en el micrófono y otra en la barra, estamos destinando parte de nuestras tensiones a ese frío acero, sobre todo si lo situamos frente a nosotros y completamente apoyado en el suelo. El pie de micro actúa como conductor  y nos ayuda a canalizar nuestras tensiones.

Además, también podemos utilizarlo para equilibrarnos mejor, como hacía en tiempos de Free el maestro Paul Rodgers, o más tarde su heredero David Coverdale.

Como todos sabemos, para que algo tenga buena estabilidad solo son necesarios 3 puntos de apoyo. El pie de micro puede ser el tercero en nuestro caso.

 

ENTONCES EL DIAFRAGMA ¿CANTA O NO?

 

Sólo faltaría hablar de lo que llevan hablando durante siglos los instructores vocales: el aire.

Bien, para mí, pensar en el aire no es tan importante como lo pintan. El cuerpo no es tonto y si conseguimos deshacernos de los impedimentos de los que hemos hablado y equilibramos nuestras pasiones, el sistema respiratorio funcionará correctamente solo. Más si tenemos que emitir sonidos y producimos esos sonidos con contundencia y decisión. Si cumplimos todo lo que hemos visto antes, no tendremos que pensar en si el diafragma funciona bien o no, lo hará.

De todas maneras, nunca viene mal revisar si nuestro aparato respiratorio funciona correctamente, incluso aumentar sus capacidades ejercitándolo. Pero por pura salud.

 

Una vez más solo os hace falta poner todo esto en funcionamiento y sobre todo no desesperarse con uno mismo.

 To be continued…

 

Dr. Herbert West "Voice Reanimator"

 

 

 

 

 

Enlace para bookmark : Enlace permanente.

No se admiten más comentarios