¿CUÁNDO HAY QUE DECIR “BASTA” EN EL ROCK’N’ROLL?

¡Hola, gente! De nuevo con ustedes el Dr. Moreau; esta vez, lanzando una reflexión al aire…

” Ya sabéis que, desde hace varias semanas, el mundo del rock está un poco (o un mucho) patas arriba debido a la confirmación de que Axl Rose va a sustituir a Brian Johnson al frente de AC/DC; debido a los problemas de salud auditiva del frontman de los australianos. La edad no perdona, y el paso del tiempo también va haciendo mella en las rock stars. Aunque el propio Brian emitió un comunicado explicando que así era, y que los médicos le habían recomendado parar durante un tiempo si no quiere quedarse completamente sordo, otras informaciones apuntan a que, aún siendo esto cierto, las verdaderas razones de la salida de Brian son otras completamente distintas, y que tienen que ver más con el cambio de estilo de AC/DC; que por lo visto se está dirigiendo hacia un “nuevo” subestilo del Heavy Metal, conocido como VIL Metal… (Según esas fuentes, Brian habría pedido a Angus realizar menos shows por semana y éste se habría negado, arguyendo que menos shows significaría reducir ingresos mientras se mantienen los gastos, con lo que se perdería rentabilidad; y que el no llegar a un acuerdo habría sido el desencadenante de la salida del vocalista).

Sea como fuere, las cosas están así y Axl Rose será el cantante de AC/DC durante al menos 10 fechas de su gira, entre las cuales está el concierto que la banda dará en Sevilla el próximo día 10 de este mes. Os pongo estos videos para que os hagáis una idea de cómo puede sonar la mezcla (el segundo va en clave de humor…)

El asunto de la sustitución ha traído cola. Axl, al igual que el resto de artistas que en el mundo han sido, son y serán; tiene sus seguidores y también sus detractores. Estos últimos, o bien son más, o bien han hecho más ruido, ya que las voces que están en contra de esta, según ellos, “aberración”, se han hecho oír; y de qué forma. Tal ha sido su cabreo que incluso han logrado involucrar a FACUA para que, quien así lo quiera, pueda solicitar la devolución del importe de su/s entrada/s.

Cambiando totalmente de tercio; pocos días después de esto, salió otra noticia que no acaparó tantos titulares, ni tantos debates. La noticia era que Roxette se despedía de los escenarios debido a las secuelas que arrastra la parte femenina del dúo, Marie Fredriksson, del tumor cerebral del que fue tratada en 2002. Aunque salió bien de la operación, y el tratamiento posterior, aunque agotador, había dado sus frutos con la vuelta del dúo en 2011, en los primeros días de abril se pospuso parte de la gira del XXX aniversario del grupo porque Marie necesitaba descansar. Posteriormente, y ante las recomendaciones de los médicos de que se abstuviese de viajar, la propia Marie emitió un comunicado de prensa confirmando el cese de su actividad en directo:

“¡Han sido 30 años increíbles! No siento más que alegría y felicidad cuando miro hacia atrás en las giras mundiales de Roxette. Todos nuestros shows y los recuerdos de todos estos años siempre serán una parte importante de mi vida. Estoy muy orgullosa y agradecida de haber regresado en 2009 después de mi grave enfermedad y de haber sido capaz de volver a tocar con Roxette unas veces más alrededor del mundo. Lamentablemente la gira terminó para mí y quiero aprovechar para agradecer a nuestros fans que nos han seguido en nuestro largo camino”.

roxette_002[5] IMG_0024

Y vosotr@s diréis: “¿Qué narices tiene que ver una cosa (y una banda) con la otra?” Es verdad que, a simple vista, parece no haber relación; pero sí que existe. A ambas bandas se les ha presentado el mismo problema: la salud empieza a hacer mella en sus miembros y hay que buscar una solución. En el caso de AC/DC, se sustituye al miembro enfermo por otro (cosa que ya se hizo con Malcolm; y hay quien apunta que su ausencia es la raíz de todos estos problemas). En el caso de Roxette, se cierra el telón definitivamente y hasta aquí hemos llegado. Desde el punto de vista de las bandas, ambas soluciones son lícitas, qué duda cabe. Cada uno sabe lo que tiene en su casa y cómo debe gestionar dicha casa; pero desde el punto de vista de sus seguidores…puede que la cosa cambie. Cuando vuestro grupo favorito se vea (que se verá) en esta situación; vosotros como fans, ¿qué preferiréis?¿Seguir teniendo la posibilidad de verles en directo, aún sin uno (o varios) de sus miembros más carismáticos, o por el contrario, creeréis que es mejor una retirada a tiempo con honor, dejando intacto su status y guardando un buen recuerdo?¿Todo vale con tal de seguir haciendo caja a costa de los fans?¿Qué tipo de fans somos si tragamos con lo que nos echen las bandas de toda la vida, mientras que no les pasamos ni una o muy pocas a los grupos de nuevo cuño?

Parafraseando a Harrison Ford en “A propósito de Henry”, yo soy de los que piensan que “ya tengo bastante y he dicho hasta dónde”; y ya he abierto una lista de grupos a los que no volveré a ver para no estropear una gran recuerdo. ¿Será la edad, o será que siempre he sido un romántico?…

TEXTO:Dr. Moreau Frankensguitar

Enlace para bookmark : Enlace permanente.

No se admiten más comentarios