DIRTY YORK – Sala Azkena

Estoy cansado de leer a sesudos gafapastas que se dedican a criticar a bandas tan auténticas como Dirty York por su supuesto parecido con los Black Crowes. En serio, dónde está el problema? Los Black Crowes fueron en su momento una banda “revival” que combinó influencias de classic rock, blues, soul, r&b, etc. y creó un cóctel genial, homogéneo pero a la vez con su propia evolución según el disco y/o la época. Y si cuando escuchas a Dirty York te vienen a la cabeza discazos como “Southern Harmony…” o “By Your Side” es porque en esos LPs se resume gran parte de la mejor música de los últimos 50 años.

Pero también es por la producción de los discos. Porque en esta banda hay una diferencia apreciable entre el sonido en directo y el de sus LPs. Mientras los discos suenan con las dos guitarras bastante compactas, homogéneas y con un toque de distorsión elegante, muy en la onda Crowes, en directo se distingue perfectamente el sonido nítido, limpio y punzante de la rítmica telecaster + vox AC30 de Luke Teys del sonido valvulero y crujiente de la Les Paul + Marshall JCM800 de Benny James Pertzel.

Para que os hagáis una idea os dejo en primer lugar un enlace a un tema interpretado en directo (“All My Friends Look Like Jesus” de su primer LP), donde se aprecia perfectamente la genial combinación Telecaster + VOX con Les Paul + Marshall, y a continuación el enlace a “Born With a Broken Heart”, de su segundo LP, donde se ve que la producción nos lleva mentalmente directos a los Cuervos Negros.

http://www.youtube.com/watch?v=8ZJROYqmogA

http://www.youtube.com/watch?v=x4w0GYA0m_A

Este sonido en directo, como ya comenté en la crónica que hice de su concierto en el ARF’11, me trajo a la mente a los Lynyrd Skynyrd clásicos, y viendo que para su concierto de Bilbao clavaron una maravillosa cover del “Workin’ for the MCA” de los de Jacksonville, no debía andar muy desencaminado con sus influencias. Y esta influencia es mucho más notoria en directo. No tenéis más que echar un vistazo, por ejemplo, a la combinación de sonidos limpios y saturados que practicaban los Skynyrd en directo. Aquí os dejo el enlace a dicha canción interpretada por Lynyrd Skynyrd en Knebworth’76 (donde compartieron escenario con los Stones), extraída del imprescindible film “Free Bird – The Movie”.

http://www.youtube.com/watch?v=tVNKS4-xCwo

En cuanto al bolo en sí, en la primera mitad del mismo se centraron en el material de su tercer y último (de momento) plástico, “Feed the Fiction”, mientras que dejaron para la parte final del concierto los temas de sus dos anteriores trabajos, que al fin y al cabo eran los que todos los parroquianos conocíamos, además de la ya mencionada versión de Ly. Sky.

Si bien las 2 ó 3 primeras canciones no terminaron de sonar todo lo bien que debieran (tal vez porque ellos estaban un poco fríos, o tal vez porque sufrieron un reventón en su furgoneta camino del concierto, por lo que llegaron demasiado justos para probar sonido en condiciones), de ahí en adelante el bolo fue a más canción a canción, creándose ese ambiente de las grandes noches de la sala Azkena.

Resumiendo, si te gusta el ROCK no te los puedes perder en su próxima visita. Quítate de encima los prejuicios que puedas tener sobre ellos, olvida todas las tonterías que puedas haber leído, pídete una cerveza y limítate a disfrutar de hora y media de buen rock hecho con alma y actitud.

Keep on rockin’!

Dr. Pretorius

Enlace para bookmark : Enlace permanente.

No se admiten más comentarios