DISCOS UNDERGROUND ACTUALES QUE DEBERÍAN SER CONSIDERADOS AUTÉNTICOS CLÁSICOS (I)

Bueno, pues el título del artículo lo dice todo, no? He preparado una lista, totalmente subjetiva, de discos que, a pesar de ser de bandas poco conocidas y con escasa repercusión en el panorama musical internacional, suenan en mi reproductor tan habitualmente como lo pueden hacer “Appetite For Destruction”, “Strangers In The Night”, “Exile On Main Street” o un largo etcétera.

Por centrarnos en bandas que se ajusten al término “underground” lo máximo posible, he dejado fuera discos de grupos como Rival Sons, The Temperance Movement o Blackberry Smoke, ya que si bien no son masivos ni llenan habitualmente arenas como cabezas de cartel, sí es cierto que suelen protagonizar portadas de medios especializados y se me hace un poco raro considerarlos “underground”.

Así pues, una vez sabidos los criterios, allá vamos.

SHOOTER JENNINGS – PUT THE O BACK IN COUNTRY (UNIVERSAL SOUTH – 2005)

El debut del hijo del gran Waylon Jennings fue una joya que tal vez pueda ser demasiado rockera para los amantes del country y demasiado country para los rockers, pero que destila clase y saber hacer en cada uno de sus temas, que van desde la delicadeza de “Southern Comfort” o “Sweet Savannah” hasta la dureza de “Busted in Baylor County” o “Stady At The Wheel”, pasando por el rock Americano clásico estilo Petty – Mellencamp de su mayor hit hasta la fecha, “4th Of July”. Este disco debería haber convertido a este hombre en una estrella desde el mismo día de su publicación. He tenido la fortuna de verle encima de un escenario tanto con su grupo como en solitario armado tan solo de una acústica y es capaz de defender las canciones tanto de este LP como de los maravillosos “The Wolf” o “The Other Life” con una suficiencia tremenda.

SAINT JUDE – DIARY OF A SOUL FIEND (SAINT JUDE RECORDS – 2010)

En las revistas especializadas aparecían a principios de década reseñas de una banda de la que decían que sonaba a Stones y a Faces, y que entre sus fans se encontraban señores de la talla de Jimmy Page y Ronnie Wood. Esa banda eran Saint Jude, que propulsados por la voz más sexy y espectacular surgida en los últimos años, la de Lynne Jackaman, y una colección de canciones perfectas, consiguieron con su disco de debut tenerme totalmente enganchado desde entonces. Cañonazos como “Soul On Fire” y “Little Queen” parecen sacadas de un greatest hits de The Quireboys pero con la dulce voz de Lynne, mientras que emotivas piezas como “Angel” o “Rivers And Streams” harán que se te ericen los vellos.

MY DYNAMITE – MY DYNAMITE (LISTENABLE RECORDS – 2012)

Fans de los Black Crowes que no tenéis este disco, ¿a qué coño estáis esperando para haceros con él? El Debut de esta banda australiana me dejó totalmente enganchado en su momento, con canciones que era imposible sacarme de la cabeza. Con la inicial “Take It Or Leave It” ya dejaban claro que la referencia a los Black Crowes era innegociable, y con temas poderosos como “Dirty Game” o “Big Attraction” y con otros más calmados como “Singing Stormy Weather” demostraban que aún podían aparecer jóvenes bandas de classic rock capaces de grabar verdaderas joyas como ésta.

Por hoy ya tenéis suficiente, frankenheads. En breve habrá una segunda parte a este artículo.

Keep on Rockin’!

Dr. Pretorius