EN MEMORIA DE JOHN WETTON (1949-2017) (POR DR. MOREAU FRANKENSGUITAR)

¡Hola de nuevo, familia! El Dr. Moreau rinde homenaje en su último artículo a uno de sus músicos favoritos, recientemente fallecido (otro más…)

“Será recordado como uno de los mejores talentos musicales del mundo, y yo fui uno de los muchos que fue bendecido por su influencia.” (Geoff Downes, teclista)

“Con la muerte de mi buen amigo y colaborador musical, John Wetton, el mundo pierde otro gigante musical” (Carl Palmer, batería)

Así despedían en las redes sociales sus compañeros de banda a John Wetton la mañana del 31 de enero. El músico fallecía a la edad de 68 años tras una batalla contra un cáncer de colon que le fue mermando poco a poco hasta vencerle. El que fuera vocalista y bajista de Asia pasaba así a engrosar la lista, enormemente larga ya (es ley de vida), de ídolos caídos.

Aunque Asia fue la banda que le dio fama, John Wetton venía trabajando desde los 70 en bandas como King Crimson e incluso fue colaborador de gente como Uriah Heep o Roxy Music. Tras la separación de los King, se embarcó en varios proyectos que tuvieron muy corta vida hasta que en 1980 forma un cuarteto con Steve Howe (guitarra, ex-Yes), Geoff Downes (teclados, ex-The Buggles) y Carl Palmer (ex-Emerson, Lake & Palmer, batería). La superbanda (la primera, según algun@s; los “inventores” del concepto) conocida como Asia entra así en escena. Y entraron con fuerza. Su primer álbum, homónimo, llegó a ser el más vendido en las listas en 1982; merced, sobre todo, al tema que lo abría.

El éxito siguió en 1983 con la salida de “Alpha”, el segundo disco; pero la banda era mortificada por las críticas (algunas de ellas provenían de medios con mucho poder, como Rolling Stone), que les acusaban de haber abandonado la senda del rock progresivo que parecían haber tomado en sus inicios y de ser carne de radiofórmula.

Las críticas acabaron con la paciencia de Wetton, que abandonó el grupo, siendo sustituido por Greg Lake; pero este nuevo line-up no fue bien aceptado y la discográfica presionó a la banda con romper el contrato si Wetton no volvía. John regresó; pero por lo visto había rencillas entre él y Steve Howe, y entonces el que se marchó fue el guitarrista, siendo sustituido por Mandy Meyer (ex-Krokus; hoy en Unisonic). El resultado de esta nueva formación se publicó en 1985 y se llamó “Astra”, que presentaba un sonido más hard-rock debido al nuevo músico.

A partir de aquí, la banda entra en una dinámica intermitente. Las críticas siguen y las ventas de “Alpha” y “Astra” son sensiblemente inferiores al álbum debut, lo que hace que Wetton se dedique a otras cosas, como sacar un disco en solitario con Phil Manzanera.

En 1989, Wetton, Downes y Palmer se reunieron de nuevo y editaron “Then & Now” , un trabajo mitad recopilatorio, mitad nuevo disco, que incluía material recopilado de sus tres álbumes, junto con cuatro composiciones nuevas: “Days like these, “Am I in love”, “Summer (can’t last too long)” y “Prayin’ for a miracle”. Para grabar los nuevos temas contaron esta vez con Steve Lukather, guitarrista de Toto.

Tras la publicación de este disco, hicieron una gira que, como curiosidad, les llevó a ser uno de los primeros grupos occidentales en actuar en la extinta URSS tras la caída del Telón de Acero y el fin de la guerra fría. Reclutaron a Pat Thrall como guitarrista y fruto de aquellas actuaciones en Moscú (2 noches seguidas ante 20.000 personas, con sold out en ambas) salió un DVD en directo titulado “Live Mockba”, en el que, además de los clásicos de Asia, aparecían temas de la época pre-Asia de Wetton en King Crimson y de Downes en The Buggles, además de un tema nuevo grabado con Pat Thrall.

Por cierto, uno de los temas más conocidos de la trayectoria de Geoff Downes con The Buggles es éste; seguro que os suena (al menos a l@s que, como yo, ya tenéis una edad…)

Pero ni siquiera con esa gira fueron capaces de reverdecer laureles, al menos en lo que a ventas se refiere, así que Wetton y Palmer abandonaron la banda. El bajista/cantante se centró en su carrera en solitario (poco prolífica) y el batería volvió a ELP. Downes, sin embargo, buscó nuevos miembros y siguió grabando y girando con el nombre de Asia, apoyándose principalmente en el cantante/compositor de nuevo cuño John Payne. Entre 1992 y 2004 este dúo, junto con la colaboración de muchos y variados músicos ( Al Pitrelli, guitarra, ex-Megadeth y Danger Danger; Vinny Burns, guitarra, Dare; Chris Slade, batería, ex-AC/DC; Vinnie Colaiuta, batería; Guthrie Govan, guitarra; por citar sólo unos cuantos) editó “Aqua”(1992), “Aria”(1994), “Arena” (1996), “Rare”(1999), “Aura”(2001) y “Silent nation”(2004; como curiosidad, decir que éste es el primer y único disco de Asia cuyo título lleva más de una palabra) además de los recopilatorios de temas inéditos de Downes/Payne titulados “Archiva” 1 y 2. Trabajos todos ellos que contribuyeron a que la banda languideciera lentamente con el paso de los años y que no aportaron ningún tema redondo a su repertorio de hits, mientras se sucedían los rumores de una reunificación del line-up original que nunca llegó…

Hasta 2007, que los rumores se convirtieron en realidad con motivo del 25 aniversario del lanzamiento de su exitoso primer disco. Ese año salieron de gira y la respuesta del público fue bastante buena; pero dicha gira se tuvo que suspender por problemas de salud de Wetton, a quien hubo que operar con urgencia de una afección coronaria. Al año siguiente, con Wetton ya recuperado, la formación clásica de Asia volvió a grabar un disco, cuyo título (“Phoenix”) no podía ser más gráfico.

La gira de este disco tuvo paradas en Europa. Una de ellas, el 17 de mayo del 2008, fue en la Santana 27 de Bilbao, a la que, desgraciadamente, no pude ir; y es algo que me pesa enormemente, porque después no hubo (ni habrá ya) otra oportunidad tan buena de verles.

La aceptable calidad de los temas de “Phoenix” y su gira hicieron que la banda recuperase, al menos en parte, su status. Así, en 2010 editaron “Omega”, segundo álbum tras la reunión y en 2012 salió “XXX”, otro título muy transparente, ya que era el 30 aniversario del primer disco

Y en 2014 se publicó “Gravitas”, el último grabado por Wetton y en el que no participó Steve Howe, que volvió a salir, siendo sustituido por un joven guitarrista llamado Sam Coulson.

Después de esta publicación, poco o nada se ha sabido de la banda. Sí que giraron durante ese 2014; pero después (supongo que la enfermedad de John será la principal causa) escaso movimiento ha habido. Aunque en el momento de la muerte de John había fechas confirmadas en USA para un tour junto a Journey que mataría por ver, y con el que no se sabe aún qué pasará…

JOHN WETTON

Con la muerte de Wetton, al igual que con la de Lemmy, o la de Rick Parfitt, o la de tantos otros, se va una parte importante de mi bagaje musical, con el agravante de que, como comentaba antes, no he podido ver en directo a una banda que entró en mi vida de casualidad (con una cassette escogida casi al azar del cajón de saldos de unos grandes almacenes para que el parking les saliera gratis a mis padres) y que llegó a tener mucho peso en mis preferencias. Una voz ni bonita ni fea; pero muy personal, unas melodías vocales muy características y una forma de hacer coros que creó escuela y que fue imitada, con mayor o menor acierto, por muchas bandas melódicas ochenteras.

Queda un legado importante y de calidad, del que aquí sólo os he dejado una pequeña muestra, que espero que os sirva como punto de partida para una investigación más exhaustiva sobre una de las bandas más influyentes que ha habido dentro de su estilo.

Descansa en paz, apreciado John, junto a tod@s l@s que se han ido yendo a lo largo de estos años. Cuando me llegue la hora, espero ir al mismo sitio al que estáis llegando tod@s vosotr@s, porque se puede liar pardísima allí…

Texto: Dr. Moreau Frankensguitar

Marcar el Enlace permanente.

No se admiten más comentarios