ESOS VERANOS ROCKEROS

Queridos Frankensmaniac@s:

 

Pasadas las vacaciones estivales nos invade la inevitable nostalgia del fin de los días de verano donde algo tan simple como saborear una cerveza en un chiringuito de playa te eleva a nivel Dios. Mis buenos momentos de este año, en el pueblo de veraneo de toda la vida, solo se han visto oscurecidos por la misma mierda de música que se oía por todo tipo de altavoces ya fuesen del chiringuito, o de esos portátiles bluetooth sofisticados que llevan hoy día los jóvenes. En todos los casos solo he oído electro latino, reggaeton o bachata.

Y es que quizás me estaré haciendo un viejo cascarrabias pero hubo un tiempo, aunque cueste creerlo, en que lo que molaba y se oía, a la par que la canción del verano de Georgie Damm, era el ROCK. Daba igual que fuese  de TEQUILA o simplemente un ROCK DE UNA NOCHE DE VERANO

 

 

Nosotr@s no disponíamos de móvil para buscar canciones por internet pero si vivimos unos años en el que las radios comerciales pinchaban ROCK al mismo tiempo que otras músicas más populares. Muy atrás han quedado esos veranos marcados por el ROCK en la radio. Como olvidar, por ejemplo, el del año 1985 en el que el “Money For Nothing” de los DIRE STRAITS sonaba a todas horas y molaba a tod@s hasta que un día ya pasó a empalagar de tanto oírse.

 

 

Pero entonces otro verano, como en el 1987, descubrías a una banda  de la lejana Australia que pinchaban en LOS 40, de nombre casi impronunciable, INXS, y grababas la canción en una cassette directamente de la radio con la dificultad de esquivar al locutor que intentaba, el muy imbécil, saboteartela hablando cuando ya sonaba la melodia en las ondas. Pero ya teníamos otro verano con ambientación ROCK venciendo estas dificultades.

 

Aunque, en mí caso y en el de mi pandilla de veraneo, lo que nos ambientaba las fogatas nocturnas de verano en la playa, con sus churrascos sabor arena y esos excesos etílicos que te empujaban a bañarte sin ropa de madrugada en las aguas luminosas de luna llena, eran los JUDAS PRIEST y su mítico TURBO LOVER

 

Hoy en día todo esto no está ya a nuestro alcance. Las fogatas en la playa y esperar oír ROCK en las radios convencionales ha pasado ha convertirse en algo vetado. No es posible ni tan siquiera escuchar canciones irreverentes como la de SEMEN UP y su hit ,”Lo estás haciendo muy bien”, que tantas carcajadas nos produjo un verano.

 

Hoy en las radios todo es el mismo tipo de música y ya no hay sitio para el Rock a no ser que sintonices RADIO 3 a unas determinadas horas o  ROCK FM que se repite demasiado con las canciones que emite y son canciones,en su mayoría, de estas épocas pasadas de las que os escribo.

Muy atrás ha quedado el oír que el numero 1 de los 40 principales era el THE FINAL COUNTDOWN, de EUROPE, o el LIVING ON A PRAYER, de BON JOVI, que aunque no me ha ido nunca mucho, al menos era algo diferente y Rockero.

 

Y es que se supone que un adolescente, en plena búsqueda de su propia personalidad, debe tener varios caminos a escoger, en nuestro caso referidos a la música, y no ser abducido por todas partes con el electro latino y el reggaeton.

Antes también había música pastelera para hacer lo que más gusta a los jovencit@s, que es ligar y divertirse, pero el JUSTIN BIEBER de turno era menos prefabricado y más elegante y se llamaba RICK ASTLEY  pero existía también la opción  de escuchar y grabar una balada rockera de la radio, como esta de DEF LEPPARD, si necesitabas ir de rollo más  “malote”.

 

 

En definitiva, amig@s, espero que vuelvan esos veranos Rockeros y no ver a las nuevas juventudes todas aborregadas con el mismo tipo de música.  Van  casi todos en plan “Un Mundo Feliz”, de ALDOUS HUXLEY, con el móvil como casi única distracción. Con el placer y subidon de adrenalina que daba en verano robar un poco fruta y que te corriese con la escopeta de cartuchos de sal el hortelano. El Rock te da alas para todo, incluso para correr más.