GONZALO PORTUGAL

No dope smoking no beer sold after 12 o’clock
Rosedale Mississippi Magic City Juke Joint
Mr Johnson sings over in a corner by the bar
Sold his soul to the devil so he can play guitar

Esto cantaba Lucinda Williams en “2 kool 2 be 4-gotten”, y sirve perfectamente para definir lo que se siente cuando se asiste a un bolo acústico de Gonzalo Portugal, líder de Last Fair Deal.

Porque lo que nos ofrece Gonzalo en este proyecto es blues auténtico, oscuro, con clara herencia de Robert Johnson, pero que evoca también sobremanera a la vertiente acústica de Rory Gallagher o al rock sureño con toques soul de los Allman Brothers, por citar sólo alguna de sus influencias.

La voz rasposa de Gonzalo se adapta como un guante a este formato –para mi gusto mejor incluso que al repertorio de Last Fair Deal- y con sus dedos sobre las cuerdas de su Gibson acústica hace que ésta susurre, grite, gima, jadee y se queje.

Gonzalo domina todas las técnicas que te puedas imaginar sobre la guitarra acústica: fingerpicking, slide sobre afinaciones abiertas, etc., lo que le permite que, dentro del aparentemente encorsetado formato de blues acústico, su show no se haga muy monótono, al menos para los conocedores medios del estilo.

Si quieres sentirte como en un garito del delta del Mississippi a mediados de los años 30 mientas bebes una copa de bourbon de garrafón no hace falta que viajes hasta Luisiana para ver a un anciano de raza negra rasgando su voz y su guitarra, basta con que asistas a un concierto acústico de Gonzalo Portugal y dejes volar un poco tu imaginación. Gonzalo se encargará del resto.

Keep on Rockin’

Dr. Pretorius