Graveyard – Sala Azkena Bilbao

Tras haber visto a Graveyard un par de veces sobre escenarios de festivales (con todo lo que ello implica de público que no es enteramente suyo, sonido no siempre bueno, escenario que puede ser demasiado “grande” para una banda joven…), les tenía ganas en las distancias cortas, y no defraudaron. El concierto que ofrecieron el pasado 18 de mayo en una abarrotada sala Azkena de Bilbao, con el público entregado al 100% desde el minuto uno, fue un derroche de fuerza, intensidad y carisma. Las tablas que está ganando este grupo a pasos agigantados les están convirtiendo en una de las máquinas de rock mejor engrasadas del panorama actual.

Tienen un estilo musical muy definido (como me dijo un compañero que sólo había escuchado su último disco al salir del concierto, las canciones que no conocía llevaban una línea idéntica a las ya sabidas), sin complicaciones ni grandes artificios, pero con un despliegue de fuerza y buen gusto que hace que el público caiga rendido a sus pies. Si ya en el ARF’12 dieron el que para muchos fue el mejor concierto del festival, en la sala Azkena fueron un paso más allá llevados en volandas por un público totalmente enfervorecido.

En mi opinión el mejor momento del concierto fue el apoteósico final de Uncomfortably Numb, que es algo así como el final de Free Bird. Para que os hagáis una idea, os dejo un vídeo de youtube con esta canción en directo, pero con la diferencia de que en Bilbao alargaron el final de la canción bastante más.

http://www.youtube.com/watch?v=ZHpUst8KE-s

Por ponerle un pero, la primera media hora de concierto fue absolutamente descomunal, lo que hizo que el nivel bajase ligeramente en la hora restante que duró el concierto. Pero es que era imposible mantener ese nivel durante 90 minutos. Además, el hecho de que fuese la tercera vez que los veía hacía que se perdiese el factor sorpresa. Pero me imagino que todos los que no hubiesen visto nunca antes a Graveyard, al presenciar la primera media hora del bolo, debieron quedar totalmente noqueados.

Esperemos que la próxima vez les podamos ver en una sala más adecuada en cuanto a capacidad, porque me encanta la sala Azkena (tal vez le tengo cariño porque algunos de los conciertos más memorables de los últimos años los he visto allí), pero para un grupo como Graveyard lamentablemente se queda pequeña.

Keep on rockin’!

Dr. Pretorius

Si quieres saber más sobre Graveyard, revisa otros artículos sebre ellos en nuestra web!

http://www.drfrankensguitar.com/graveyard-la-entrevista-perdida/

http://www.drfrankensguitar.com/arf12-jueves-14-de-junio/

Enlace para bookmark : Enlace permanente.

No se admiten más comentarios