GRUPOS CON LETRA PEQUEÑA EN LA HISTORIA DEL ARF

La semana pasada apareció un post en el facebook oficial del Azkena Rock Festival en el que se podía leer lo siguiente: “Al Azkena vienes a ver a los Who y te vas flipando con Los Brazos”. Este tipo de debates es recurrente en las conversaciones pre y post-concierto con mi cuadrilla. Y siempre he estado de acuerdo con este tipo de argumentos, y de hecho siempre he sostenido que la mayoría de los mejores conciertos que he visto en el ARF han sido en alguno de los escenarios pequeños y a horas donde la concurrencia de público no era excesiva.

Yo considero que el Azkena es como la Premier League. Los nombres de la parte de arriba no son todo lo cumplidores que deberían en muchas ocasiones, pero cualquier nombre de la parte media o baja de la tabla te puede dar un buen repaso como te pille desprevenido.

35abbf92-df6e-4192-9537-1a84d0c2d497

El caso es que como se acerca el ARF’16 y eso me pone más caliente que Paquirrín en un desfile de Victoria’s Secret, he decidido rememorar algunos de esos conciertos en los que he disfrutado cual cochino en un fangal, pero en los cuales el nombre de los protagonistas aparecía en letras chiquitajas en el cartel. Esta lista, por supuesto, es totalmente subjetiva y carente de criterio musical alguno.

URGE OVERKILL (2004)

DSC00552

Del ARF’04 debería comentar, en teoría, la legendaria actuación de Screamin’ Cheetah Wheelies sobre el escenario pequeño, pero como de ese concierto se ha hablado mucho en otras ocasiones, he preferido recordar la lección magistral de clase y actitud que nos dieron Urge Overkill sobre ese mismo escenario el día anterior. Vale que aquél fue mi primer día no solo de mi primer ARF, sino de mi primer festival, y aún era un jovenzuelo impresionable, pero es que cuando tienes delante de ti a alguien con tantísimo magnetismo como Nash Kato no puedes sino volverte un die-hard fan suyo en ese mismo instante. Fui a aquel concierto conociendo sólo el “Girl, You’ll Be a Woman Soon” que aparece en “Pulp Fiction”, pero desde entonces discazos como “Saturation”, “Exit The Dragon” o incluso “Debutante” son dieta habitual de mis oídos. Legendario.

 

ELECTRIC SIX (2005)

electric6 4

Ese día será recordado porque se celebró el que la parroquia consideró, en una encuesta, el mejor concierto de la historia del ARF, el primero de Queens of the Stone Age en Mendizabala. Pero para abrir boca, a primera hora de la tarde, en el segundo escenario y bajo un sol infernal, tuvimos el placer de disfrutar de “Electric Six”, unos chicos de Detroit que vinieron dispuestos a hacernos felices con su mezcla de dance, funk y hard rock. En aquel tour estaba recién editado su segundo LP, “Señor Smoke”, pero basaron casi todo su repertorio en su álbum de debut, esa maravilla llamada “Fire”, con cuyas canciones nos hicieron gritar y bailar hasta caer rendidos. Os prometo que he corrido medios maratones en los que he sudado menos que en aquel concierto. Apoteósico.

 

SUPAGROUP (2006)

supagroup 30

Los metieron en el cartel del festival a última hora porque no recuerdo qué grupo tuvo que cancelar su concierto. Y no hay más que ver la cara de felicidad de la gente que estaba en primera fila de aquel bolo -yo soy uno de los de la foto de más abajo, tomada durante ese concierto y aparecida en la portada del Diario de Noticias de Álava al día siguiente- para darse cuenta de que deberían haber estado en ese cartel desde el primer momento. Más famosos a priori por ser su líder, Chris Lee, el marido de Sean Yseult, la bajista de White Zombie, habían presentado el año anterior un magistral LP llamado “Rules” con unos pelotazos dignos de los AC/DC de Bon Scott, y esos pelotazos fueron los que nos escupieron a la cara desde el escenario pequeño de Mendizabala. Brutal.

11430229_10153999233073484_9094779105187580513_n

 

MOLLY HATCHET (2009)

Vale, tal vez Molly Hatchet no estuviesen muy abajo en el cartel de aquel año, se les puede considerar que estaban en puestos de UEFA, siguiendo con el símil futbolístico, pero es que creo que aquel concierto fue la primera vez que lloré en el ARF. No hay que olvidar que estamos hablando de una de las bandas más grandes de la historia del southern rock y que, aunque posteriormente han venido un par de veces por España, no eran hasta ese momento muy habituales de nuestros escenarios. No faltaron casi ninguno de sus clásicos y nos deleitaron con una versión final del Free Bird de Lynyrd Skynyrd durante la cual me abracé a un tío que tenía al lado con una camiseta del Simple Man Cruise y nos pusimos los dos a cantar mientras llorábamos como descosidos. Muy grande.

 

RIVAL SONS (2011)

P1010460

Ahora son la banda de moda en la escena rockera mundial, pero por aquel entonces no los conocía ni su abuela. Recuerdo que el Dr. Schreck me había pasado unos meses antes el EP y el LP que tenían grabados hasta esa fecha y que los había devorado compulsivamente, por lo que su concierto en el recién estrenado tercer escenario no me pilló por sorpresa. Me dieron exactamente lo que esperaba, pero en exageradas dosis. Rock setentero con unas gotitas de psicodelia, garaje y soul que desde entonces me tiene totalmente enganchado. Seminales.

 

Con estos precedentes voy a atreverme a hacer unas predicciones sobre cuáles van a ser los nombres más destacados del ARF’16, quitando a los que aparecen en las dos primeras líneas. Apuesto por “The Vintage Caravan”, “Blackberry Smoke” y “Los Brazos”. Dentro de un mes ya veremos si he acertado o no.

e50ed57b-1948-4f2a-bd45-df65a007b1ed

Keep on Rockin’!

Dr. Pretorius

Marcar el Enlace permanente.

No se admiten más comentarios