JOE LYNN TURNER – SALA JIMMY JAZZ, 27-3 15, VITORIA-GASTEIZ (POR DR. MOREAU FRANKENSGUITAR)

¡Heeey everybody! Con algo de retraso, cierto; pero aquí está de nuevo el Dr. Moreau para contaros cosas…

Siempre es una alegría, al menos para mí, que mr. Joe Lynn Turner se dé una vuelta por nuestra humilde morada, y si encima no hay que desplazarse para verle, pues mucho mejor.

JLT, en un momento de "Stone cold"

JLT, en un momento de “Stone cold”

El señor Turner es una de mis predilecciones, ya que el primer disco de Rainbow que escuché fue “Difficult to cure”. Cierto es que le precedieron en el Arco Iris dos grandes como Ronnie James Dio (en paz descanse) y Graham Bonnet; pero ya sabéis, el primer disco que escuchas de tu banda favorita, la primera novia, el primer instrumento musical que tocaste…son cosas que uno siempre recuerda.

Allí nos presentamos, con ganas de pasar un buen rato. Y así fue. JLT nos regaló un repertorio lleno de temas archiconocidos, clásicos del rock todos ellos, haciendo especial incidencia, como es lógico, en su etapa de Rainbow, aunque también recordó aquel “Odyssey” que grabó con Yngwie J. Malmsteen, y muy brevemente, su carrera en solitario,además de entregarnos unos cuantos covers

.IMG_1175

Así que las cosas quedaron claras desde el principio. El show arrancó con “Death alley driver” y “I surrender”; el público se vino arriba y ya no bajó hasta el final. Continuó con “Perfect strangers”, “Rising Force” y “Stone cold”, para después hacer un homenaje a Ronnie James Dio con “Man of the silver mountain”. Rainbow, Deep Purple e Yngwie J.Malmsteem’s Rising Force en media docena de temas, magistralmente interpretados por la horda de vikingos que mr. Turner se trajo como banda. Pertenecientes a las bandas de origen sueco Dynazty y Morning Dwell, Love Magnusson (guitarra), Samuel Olsson (teclista), Jonathan Olsson (bajo) y Karl  Henriksson (batería) se mostraron como una banda solvente y cumplidora que interpretaron a buen nivel un repertorio con un sonido muy característico, que tod@s l@s allí presentes conocíamos al dedillo y que de no haber sido capaces de cubrir el expediente hubieran dejado una sensación de fiasco. Mención especial para el guitarrista, que tenía que emular la velocidad de Malmsteen y el feeling de Blackmore, y a mi modesto entender, salió airoso.

Love Magnusson (Dynazty), por Yngwie J.Malmsteen

Love Magnusson (Dynazty), por Yngwie J.Malmsteen

Se relajó un poco el ambiente con el único tema de su prolífica carrera en solitario, “Blood red sky”; pero enseguida volvimos a entrar en ebullición con el mítico “Highway star”, volvió por Malmsteen con “Déjà Vu”, a Rainbow con “Miss mistreated” y “Spotlight kid” y para terminar, tres nuevos covers de otros tantos himnos: “Long live rock’n’roll” (en el cual hubo concurso de mini-solos de todos los músicos), “Burn” y “Smoke on the water” como punto y final, tras una hora y media, que más bien fue hora y veinte.

...is BURN!

…is BURN!

En resumen, fue un buen concierto, lo pasamos bien. Una banda que rayó a buen nivel y un Joe Lynn Turner que, a sus 63 años, se mantiene bastante bien físicamente y conserva sus facultades vocales mejor que algunos de sus coetáneos.

That's all, folks!

That’s all, folks!

En el debe, hay que anotar que el sonido tuvo algunas deficiencias. Hubo momentos en el que la guitarra y el teclado “chocaban” entre sí, y algunos solos quedaron un poco bajos de volumen y pasados de agudos.

También quiero hacer constar que haber pagado 30 euros de entrada por un show de hora y veinte minutos (y sin teloneros) me pareció un poquito caro. Entiendo que 63 años no son lo mismo que 33; pero creo que hubiera estado bien salir a hacer un bis de 2 ó 3 temas.

Y como punto final…decir que el repertorio me satisfizo a medias. Ya he citado que todos los temas interpretados son clásicos del rock, y lo son por derecho propio. Pero por ejemplo, ninguno de los cortes de Deep Purple pertenecían al disco que él grabó. También dejó fuera cosas de otros proyectos como Hughes & Turner o Sunstorm en los cuales hay temas muy interesantes que hubieran encajado perfectamente. Y de su época en Rainbow, también faltaron cosas. Personalmente, hubiera cambiado los covers de Purple por canciones como “Can’t let you go”, “Magic”, Can’t happen here” o “Street of dreams”; pero esto es sólo una opinión personal, basada en que, si voy a ver a un determinado artista, me gusta escuchar el trabajo en el que ha estado involucrado dicho artista.

Hizo mención a los rumores que apuntan a una reunión de Rainbow (Ritchie Blackmore incluido), diciendo que se habían producido contactos y que rezaba para que las negociaciones llegaran a buen término. Ojalá sea así y Ritchie (que sin estar, estuvo; ya que es el responsable de un altísimo porcentaje del repertorio interpretado) vuelva a coger la guitarra eléctrica…

Texto y fotografías: Dr. Moreau Frankensguitar

Enlace para bookmark : Enlace permanente.

No se admiten más comentarios