JUNIOR WELLS & BUDDY GUY. PAREJA DE ASES.

JUNIOR WELLS, fue un alumno destacado de maestros tales como: LITTLE WALTER o SONY BOY WILLIAMSON II. Según cuentan algunas mentes sabias, es el último de una generación de músicos que rubricaron el blues con letras de ORO.

Criado en Arkansas aprende a tocar la armónica a los 7 años, siendo sus profesores, su primo JUNIOR PARKER y  SONNY BOY WILLIAMSON II. Su primera armónica la consigue en un hurto en una tienda de instrumentos musicales. La armónica en la cual JUNIOR estaba interesado costaba 2 dolares, pero el chico solo tenía 1 dolar y medio, así que puso el dinero encima del mostrador y se llevó la armónica por este precio. Poco rato después fue detenido y llevado ante el juez que cuando escucha como toca el joven artista, solo le impone como penitencia que pague los 50 centimos restantes y así olvidarse de la historia.

En el año 1952 y debido a una baja en el equipo de músicos de MUDDY WATERS, es contratado para reemplazar a LITTLE WALTER en la armónica. Hay que decir que el chaval deja el pabellón bien alto y  ya se ve que tiene algo especial. Dicha intervención es como un pasaporte hacia el templo del blues, donde, si te lo curras puedes tener algo de fama. En las décadas 50 y 60 JUNIOR, se abre un camino a través de un montón de grandes artistas, eso sí, con respeto y esfuerzo.

Una pequeña demostración vale mas que mil palabras. Mira que bien se lo monta el chaval, con el gran MUDDY WATERS.

Ahora tenemos que hablar de un punto clave en la carrera de este gran artista, su conexión y gran trabajo con el blusero BUDDY GUY, el cual siempre ha tenido una muy buena relación con JUNIOR. Y destaco el disco “HOODOO MAN BLUES“, como su obra maestra.  La conexión esta ahí, se nota, se siente. Incluso en algunos momentos de la grabación el amplificador de guitarra de BUDDY se estropea, y tiene que tocar por un amplificador de un órgano hammond. Aún así BUDDY, sigue tocando y si no te fijas mucho, ni se nota. Es realmente increíble.

Detro del gran disco “HOODOO MAN BLUES“, hay un tema que a mí me parece fundamental destacar. Dicho tema es “You don´t  love me baby“. La conexión esta ahí y es genial.

En aquellos tiempos, los años 60, BUDDY, estaba con una compañía discográfrica y JUNIOR, con otra diferente, así que para que no hubiera problemas legales, BUDDY se cambió el nombre para la grabación y de esta manera el problema queda  resuelto. La conexión entre estos dos músicos es algo impresionante, de verdad, es algo que asombra, es como si hubieran nacido bajo la misma estrella errante, algo que te deja tan impresionado, que quieres intentar conseguir como músico esa magia y esa conexión. Unas veces se consigue y otras no, pero que bonito es soñar y luchar por ello.

El efecto del disco es imponente y hace que muchos artistas como ERIC CLAPTON, KEITH RICHARDS  o MICK JAGGER se interesen por el artista y por esta obra maestra. Es el comienzo de algo grande.

Entre 1965 y 1998 JUNIOR Y BUDDY hacen unas 14 grabaciones juntos. Pero cabe destacar que las que se hicieron entre 1969 y 1970 son de lo mejorcito que hay registrado. Lo más clásico y auténtico bajo mi punto de vista.

Este tema me mola mogollón. Se llama “HOODOO MAN BLUES”. Y es un clásico.

En el año 1996 JUNIOR graba un disco especial donde invita a un montón de guitarristas de guitarra slide, entre ellos ALVIN “YOUNGBLOOD” HART, COREY HARRIS, SONNY LANDRETH o DEREC TRUCKS. También hay que destacar la aparición de JUNIOR en la película de BLUES BROTHERS 2.000 donde aparece en un club de striptease. Su clase y su distinción en el escenario son de muy alto nivel. Todos los demás que le acompañan son unos verdaderos artistas, muy bien vestidos naturalmente como muchos bluseros. Y que decir de las chicas que hacen los bailes, sus coreografías son muy atractivas. En esta actuación interpretan el tema “LOOKING FOR FOX“.

A la voz está el inconfundible JOHN GOODMAN y naturalmente ELWOOD J.BLUES.

Y ya para concluir esta historia en 1997 le diagnostican un cancer, lo cual le deja muy marcado. JUNIOR aguanta lo que puede pero un año después, el 15 de enero de 1998 fallece a la edad de 63 años.

En fin , esto ha sido un poco por encima lo que me ha apetecido contar de JUNIOR WELLS, un artista que siempre estará en mi corazón por haber luchado por lo que ha querido ser y por lo que fue, un bluesman auténtico y genial. Que hayá donde esté suene a muy alto volumen el gran HODOO MAN BLUES.

DR MABUSE.

Enlace para bookmark : Enlace permanente.

No se admiten más comentarios