KING DIAMOND, EL DARTH VADER DEL HEAVY METAL (POR DR. MOREAU FRANKENSGUITAR)

¡Hola a tod@s l@s franken fans! En esta su nueva entrega, el Dr. Moreau abraza abiertamente el lado oscuro…

“Hace un par de semanas, el Rock Fest de Barcelona anunció como cabeza de cartel para el día 15 de julio al padre de los estilos más oscuros del metal (de ahí el símil con el otro padre oscuro, el de “Star Wars”), que no es otro que King Diamond. Pese a que no soy fan de los estilos más metaleros (a pesar de lo que pueda parecer), sí soy fan del señor Diamond y, lo más probable será que me desplace hasta la ciudad condal para ver su espectáculo; circunstancia esta que me sirve como excusa para escribir un artículo sobre él para que, quien no lo conozca, se haga una idea de lo que hace este buen señor.

Nacido en Copenhague hace casi 6 décadas, Kim Bendix Petersen, que así se llama en realidad, empezó a moverse por los escenarios a los 23 años en una banda de hard rock progresivo llamada Black Rose. Allí permaneció un par de años, hasta 1981, momento en el que forma una nueva banda con un sonido claramente más heavy, con unos toques bastante oscuros. Estoy hablando de Mercyful Fate.

Esta banda enseguida empezó a subir como la espuma, debido a la crudeza y oscuridad de su sonido, a la temática satánica de sus letras y a la imagen y capacidad vocal de King Diamond, que poseía una tesitura muy amplia y además explotó, desarrolló y popularizó como nadie la técnica del falshetto, tan utilizada por los vocalistas metaleros de la época. El poder de su voz le hacía ser capaz de pasar de sonidos graves y guturales a agudos imposibles en la misma canción, incluso en la misma estrofa. Su imagen (inspirada, según ha declarado varias veces él mismo, en la de Alice Cooper) recordaba mucho a la de Gene Simmons; y de hecho, éste amenazó con demandarle porque decía que le había copiado el maquillaje, motivo por el cual acabó modificándolo.

King Diamond en los 80

King Diamond en los primeros 80

King Diamond en la portada de "Conspiracy" (1989), ya con otro maquillaje

King Diamond en la portada de “Conspiracy” (1989), ya con otro maquillaje

Mercyful Fate lo formaban King a la voz, Hank Shermann y Michael Denner a las guitarras, Timi Hansen al bajo y Kim Ruzz a la batería, y entre 1981 y 1985 editaron 3 trabajos discográficos: un EP homónimo (reeditado y extendido más adelante bajo el título de “The beginning”),  “Melissa”, y “Don’t break the oath”; siendo el segundo de ellos el más exitoso y el más idolatrado por el público.

En el citado año 1985, diferencias musicales entre Hank Shermann y King llevaron a una situación crítica a la banda. Shermann quería hacer una música más comercial y con menos (o ningún) satanismo, algo a lo que King se negó en redondo (el satanismo, entendido como filosofía, no como religión, es algo muy importante para el danés; que sin embargo se declara muy tolerante con los creyentes en religiones “blancas”). Ante esta falta de entendimiento, King abandonó Mercyful Fate y el grupo se disolvió poco después. Pero el trabajo estaba hecho. Mercyful Fate había conseguido un estatus de “banda de culto” y un gran número de seguidores; y muchos grupos emergentes admitían estar influenciados por el combo de Copenhague. Junto a bandas como Venom, Bathory y Hellhammer habían abierto un camino. Había nacido el Black Metal.

Una vez fuera de Mercyful Fate, King Diamond funda un nuevo proyecto que se presenta directamente con su nombre artístico. Para ello, recupera a dos ex-MF, el guitarrista Michael Denner y el bajista Timi Hansen. Completa la formación con dos instrumentistas de origen sueco: Andy La Roque, guitarrista que se convierte en la mano derecha de King y que es el único que hoy en día continúa en la banda, y un tal Mikkey Dee a la batería. Bajo el nombre de King Diamond, en 1986 editan su primer trabajo, “Fatal portrait”, en una línea continuista respecto a lo que fue Mercyful Fate, aunque se empieza a notar la mano de La Roque y se empiezan a incluir elementos nuevos, como introducciones de teclados que potencian ese halo tétrico y oscuro que siempre acompaña al danés.

Sin embargo, fue en el siguiente álbum, editado en 1987, donde el cambio se hace más evidente. A partir de ese momento, KD, con la ayuda de La Roque, compone sus discos de tal manera que cada canción está relacionada con la siguiente, y ésta con la posterior… y así sucesivamente, con lo que cada tema es como el capítulo de un libro. Es lo que se vino a llamar “álbum conceptual”. El gusto por lo oscuro de King hace que las historias a contar, auténticas novelas sonoras, sean cuentos de terror desarrollados a partir de ideas del propio vocalista. El primero de ellos, el editado en 1987, cuenta la historia de una niña que muere antes de nacer, debido a la muerte de su madre durante el embarazo, y cuyo espíritu vuelve buscando venganza. Con el paso del tiempo ha quedado como el más venerado por los fans. Su título, “Abigail”

A rebufo del éxito cosechado por su segundo disco, en 1988 edita “Them”. Esta vez, la historia versa sobre unos espíritus que atormentan a una anciana inválida que vive en un caserón antiguo. Aquí empiezan también las sustituciones de músicos, algo que acompañará al Gran Danés durante toda su carrera. Pete Blakk y Hal Patino sustituyen a Michael Denner y Timi Hansen, respectivamente.

Manteniendo el ritmo de disco por año, en 1989 publica “Conspiracy”, una continuación de “Them”…

… y en 1990, “The eye”, ambientado en la época de la Inquisición francesa y que cuenta los abusos cometidos sobre una mujer acusada de brujería. Snowy Shaw sustituyó a Mikkey Dee a la batería.

En 1993, se refunda Mercyful Fate con la formación original, salvo el batería, lo que hace que el proyecto King Diamond se tome las cosas con más calma. Ese mismo año publican “In the shadows”. La reunión dura hasta 1999 y editan 4 álbumes más: “Time” (1994), “Into the unknown” (1996), “Dead again” (1998) y “9” (1999). En 1995 King Diamond en solitario retoma de nuevo la actividad, compaginando ambas bandas. Su regreso fue “The spider’s lullabye” (1995), grabado con una banda totalmente renovada: Herb Simonsen (guit.), Chris Estes (bajo) y Darrin Anthony (batería)

1996 nos trae “The graveyard”, que cuenta las tribulaciones de un enfermo mental recluido en un psiquiátrico. En este punto, King decide cambiar su maquillaje y apuesta por algo más comedido.

8e46048dc358752eba93be8f478510fa

En 1998, se edita “Voodoo”, ambientado en una mansión colonial de Louisiana y en la que la señora de la casa parece estar sufriendo esta práctica. John Luke Hébert es el nuevo batería.

Llegamos al cambio de milenio. Es el año 2000 y sale a la venta “House of God”, en el que nuevamente hay cambios de formación. Glen Drover es el nuevo guitarrista y David Harbour el nuevo bajista.

Dos años más tarde, retoma los personajes de su más aclamada obra y edita “Abigail II-The revenge”. De nuevo a vueltas con el line-up: retorna Hal Patino al bajo y aparecen nuevo guitarrista (Mike Wead) y batería (Matt Thompson). King le da una nueva vuelta de tuerca a su imagen.

HELLFEST_2012_King_Diamond

2003 nos trae “The puppet master”, que es la historia de un titiritero que fabrica sus marionetas con cuerpos humanos.

Tras este álbum, llega un período de silencio discográfico debido a algunos problemas de salud (debe de ser operado para hacerle un bypass) que se prolonga hasta 2007, momento en el que sale a la venta su última entrega de estudio hasta ahora, “Give me your soul…please”

También se incluyen en su discografía dos trabajos en directo: “In concert 1987-Abigail” (1990) y “Deadly lullabyes (live)” (2004), además de algunos recopilatorios, tanto de King Diamond como de Mercyful Fate.

Sus actuaciones en directo se caracterizan por ser un espectáculo muy teatral, con decorados, efectos y algunos actores y colaboradores, entre los que suele estar su esposa Livia Zita haciendo voces. He aquí una muestra:

Y si os estáis preguntando (que creo que sí) cómo es realmente este señor, aquí os dejo unas fotos sin maquillaje

King Diamond sin maquillaje (años 80-90)

King Diamond sin maquillaje (años 80-90)

King Diamond en la actualidad

King Diamond en la actualidad

Hasta aquí, la vasta carrera del señor Diamond. Un tipo que tuvo un gran reconocimiento hace unos 25 años y que hoy en día se sustenta muy dignamente sobre un número nada desdeñable de fans, que le ven como una de las mayores influencias del metal de los últimos 30 años. Gente como Metallica, Slayer o Machine Head han reconocido públicamente que es una de sus mayores fuentes de inspiración, debido sobre todo a Mercyful Fate.

Espero que os guste. Si es así, nos vemos en Barcelona. El 15 de julio, no lo olvidéis…”

Web oficial: www.kingdiamondcoven.com

TEXTO: Dr. Moreau Frankensguitar.

Enlace para bookmark : Enlace permanente.

No se admiten más comentarios