LA NADA

Un miércoles más, aquí llega el más farsante de todos los doctores que anidan en esta web; esta vez para hablaros de NADA…

¿Cómo? ¿Qué dice? ¡Se ha vuelto loco!

No señor, el Dr. Hackenbush os trae hoy un experimento sociológico que pretende revolucionar el concepto que los seres humanos tienen de sí mismos.

Un momento, ¿un experimento? ¡Vaya, eso parece interesante!

Y lo es, mi querido/querida amigo/amiga lector/lectora, lo es. Hablamos de la comunicación entre doctores y público, de dar un paso más en la evolución de esta sacrosanta web que con tanto esfuerzo lleva el mandamás Frankensguitar, y, sobre todo, de complicidad entre tú y yo.

¡Guau! ¡Complicidad!
¡Mola!

En efecto, mi querido amigo, porque desde este momento somos cómplices tú y yo; somos cómplices todos nosotros

¡Cuéntanos más! ¡Nos tienes en vilo, pirata!

Jajaja.. de acuerdo. ¿Para qué habéis entrado hoy en esta web?

¡Para leer sobre cine!
¡Para ver si regalan algo!
¡Buscaba porno y acabé aquí!

De acuerdo. ¿Y qué estáis haciendo?

Eeeeeeeehhh…. jo…. pues…. no sé. ¿tú sabes?
No, todavía tengo el pantalón bajado
¡No sabemos! ¡Dínoslo tú!

Pues lo que estáis haciendo es leer una entrada que desde el primer momento os han avisado que va sobre NADA.

Un momento, bribón… ¿pretendes decirnos que…

Eso es, no voy a contaros absolutamente nada. Nada sobre cine, nada sobre la vida, nada de mis extravagantes y heroicas hazañas sexuales, nada. NADA DE NADA.

Y entonces, ¿la foto de Steven Seagal de la portada sólo era un engaño?

Así es

Maldito seas, Hackenbush… ¡siempre nos sorprendes!
¡Eres guay!

Lo sé.

Enlace para bookmark : Enlace permanente.

Un comentario

No se admiten más comentarios