LA RIOJA DRUMMING FESTIVAL 2011: AMERICAN DOG

Un año más (y van 7) hemos tenido el honor de recibir en La Rioja a algunos de los mejores baterías y percusionistas del mundo en el marco de uno de los más reconocidos (si no el más) festivales de batería de todo el planeta.

AMERICAN DOG:

El fin de semana comenzó de forma potente dado que el viernes por la noche, mientras tomábamos unos pintxos por la calle San Juan de Logroño, vimos que tocaban American Dog en la sala Biribay. Esta sala se está convirtiendo en todo un referente en la cultura musical de La Rioja, poniendo en cartel tanto a músicos locales como a gente de primera fila internacional. Para que os hagáis una idea, sobre su escenario he podido ver a gupos como The Brew, Nashville Pussy o Texas Terri. En esta ocasión, American Dog desgranó un repertorio plagado de blues y rock en su vertiente más dura. Este power trío destaca sobre todo por su nivel de entrega en escena, dándolo todo desde el primer momento hasta el último, ofreciendo un show de hard-blues-rock-heavy-loquesea alcohólico y sudoroso. El guitarra va armado con una Les Paul con pastillas activas y puente Floyd Rose enchufada a un cabezal Marshall JCM800 con pantalla 4×12. A nivel de efectos lleva un Boss Digital Delay DD-3 (todo un clásico), un ecualizador y un pedal de volumen para realzar los solos y un wah-wah.Con este equipo conseguía un sonido agudo y afilado, pero con mucho cuerpo, algo necesario para poder llenar con una sola guitarra todo el espacio musical. Además, para tocar con el slide (metálico) usó una vieja Gibson de doble cuttaway con una sola pastilla activa en posición de puente y con la pila al lado del puente sobre el cuerpo de la guitarra!!! cutre a más no poder!!! eso es actitud y lo demás son tonterías!! Pero si pensábais que ya lo habíais visto todo, atentos a esto: el bajista lleva un abridor de botellas con forma de cabeza de zorro en su bajo!!! Éste era un Jazz Bass negro enchufado a un cabezal y pantalla Ampeg. El sonido del bajo era gordo y nítido. El batería, como no, llevaba 2 toms enormes y unos platos también de gran tamaño, y mostró en todo momento un gran control del tempo, de la velocidad y de la subdivisión.

Me gustaría destacar también la calidad humana de estos tíos. Antes de comenzar el show, el bajista vino a decirme que le gustaba mucho mi camiseta y que estaban ansiosos por comenzar la gira española (el de Logroño era el primer bolo)! Es la primera vez que veo que un músico viene a hablar por iniciativa propia con alguien del público, y me pareció un detalle digno de elogio.

Un saludo del Dr. Pretorius.

Texto y foto Dr. Pretorius.

Enlace para bookmark : Enlace permanente.

No se admiten más comentarios