La secuencia de montaje de UP

Hoy voy a hablaros de algo muy concreto; de algo que apenas llega a los cuatro minutos y medio pero que contiene más gusto y más cine que muchas películas en noventa.

Tengo que confesar que no acudo al cine con excesiva asiduidad; de hecho, creo que lo último que fui a ver es El caballero oscuro: La leyenda renace, de la cual salí un poco decepcionado a pesar de mi pasión por Batman. Sin embargo, a la hora de sentarme ante la pantalla para escribir esta entrada, he recordado nítidamente el momento en que acudí a ver Up junto a mi novia y a una pareja de amigos allá por el 2009 o 2010.

up casados

Pixar venía de hacer Wall-E, cuyo prólogo de casi 40 minutos sin diálogo alguno ya me pareció merecedor de elogio, y antes nos había regalado joyas como Ratatouille, Buscando a Nemo o Toy story; así que Up era de visión obligada.

Y así es como llegamos a la secuencia de montaje de la vida de casados entre Carl y Ellie. Pocas veces una escena me ha conmovido tanto, y nunca en una película de animación. A través de ella descubrimos todo lo que necesitamos saber para entender el personaje de Carl, ese viejo solitario y cascarrabias que hará lo imposible por cumplir el sueño de su difunta esposa.

Os la pongo:

Up fue galardonada con dos Oscar: Mejor película de animación y mejor banda sonora. Las razones las acabais de ver en el vídeo.

1-El recuerdo que tiene Carl, arranca con la boda junto a Ellie, donde ya nos muestran la diferencia vitalista entre las familias de ambos (alegre y emocionada la de ella, gris y triste la de él).

2-Al salir de la iglesia, descubrimos que han comprado una casa (un chalet a reformar que estaba puesto a la venta) y que ni siquiera pueden esperar a despojarse de sus trajes de boda para ponerse manos a la obra y construir un hogar acogedor. La ILUSIÓN de la pareja queda perfectamente expresada a través de su vestuario.

3-Lo siguiente que vemos es que por fin tienen la casa arreglada y están colocando dos butacas, una para cada uno; la una AL LADO de la otra.

4-Ellie pinta los sus nombres en el buzón de entrada. Es un gesto definitivo de COMPROMISO que Ellie materializa a través de un pincel; de modo que nos queda presentada la afición de ella por la pintura. En ese mismo plano, vemos como Carl se queda obnubilado mirando a su esposa, con CARIÑO, hasta el punto de que se descuida y deja la huella de su palma en el buzón. Ellie, lejos de enfadarse con Carl por haber estropeado su trabajo en el buzón, convierte el fallo en un juego y en un SÍMBOLO entre ambos sellando su huella junto a la de él.

5-Un dibujo de la casa tal y como ellos la habían imaginado da paso a la imagen real y completa de lo que han culminado. El dibujo representa el deseo de ambos y la casa es el resultado obtenido. El sueño se ha CUMPLIDO.

6- Suben a la colina sobre la que hay un árbol. En este caso es Ellie quien alcanza la cima primero, dejando cómicamente en evidencia la falta de capacidad física de Carl. Este plano tendrá su REVERSO en la parte final de la secuencia.

7-Se  nos presenta algo muy habitual en el cine en el lenguaje del amor: la intepretación de la forma de las NUBES a través de una pareja de enamorados. Ellie quiere ver una tortuga en una de las nubes. Sabemos así de su afición por los animales y nos presenta su relación con ellos.

8-Tras haber visto la tortuga, se nos aparece de nuevo Ellie en el interior del zoo en que trabaja portando un loro en su brazo. Su ESPÍRITU AVENTURERO (el que nunca podrá cumplir y hará que el Carl anciano se lance a lo desconocido) se expresa a través de su vestuario de exploradora. Al mismo tiempo, Carl espera fuera junto a un manojo de GLOBOS, que casi se llevan a volar su carrito, en una preparación de lo que al final hará con su propia casa. Es el momento en que el personaje interioriza que es capaz de hacer volar algo con un puñado de globos. En la pared del zoo pone South America (allí donde Ellie querrá después llevar su hogar)

9- Volvemos a verles en la intimidad de su hogar, en este caso enfrascados en algo particularmente individual como es la lectura, pero el hecho de que hayan colocado las butacas como hemos dicho en el punto 3, permite que exista un gesto de cercanía y de amor entre ambos cuando Carl deja caer su mano sobre el reposabrazos y Ellie la alcanza con la suya. Ni siquiera retiran la vista del libro. Se AMAN.

10-Retomamos el momento 7. De nuevo están tumbados sobre la hierba viendo las nubes. De este modo entendemos (sin necesidad de volver a verlo) que la colina bajo el árbol es un lugar que ambos han adoptado como suyo propio y que es recurrente en sus vidas. Ellie de nuevo ve un animal en el cielo, un elefante; pero Carl cree distinguir un bebé esta vez. Lo hace de modo natural, sin una intención determinada. En cambio, Ellie puebla el cielo de bebés, y la mirada de Carl y de ella se encuentran. Es en ese instante cuando saben que quieren ser PADRES.

11-Después están de nuevo JUNTOS preparando la habitación del futuro bebé. Como ya se nos presentó en la escena del buzón, es Ellie la encargada de pintar la pared y Carl se dedica en colgar unos pequeños zeppelines (nos refieren al vuelo, a los globos) sobre la cuna de su futuro hijo.

12-Con un travelling horizontal, avanza la historia directamente hasta el golpe que reciben. Entendemos que Ellie no es capaz de tener hijos. Reconocemos la consulta del médico por el dibujo del feto en el vientre de una embarazada que hay en la pared. La DESOLACIÓN de Ellie es evidente. Carl la consuela apoyada en sus hombros.

13-Ahora Carl ve a su mujer a través de un cristal. Ellie está hundida por la noticia. Ya ni siquiera lleva el peinado recogido, sino que se ha dejado la melena suelta en una muestra de que ha perdido interés por sí misma, supongo que culpabilizándose de no ser capaz de procrear. Además está sentada, pero esta vez ya no es en el calor del hogar y junto a su esposo, sino a solas y en el exterior de la casa. La tristeza se refleja en su rostro. Cuando Carl sale fuera a verla, ella sonríe, pero lo hace sin fuerzas. Carl es el amor de su vida, pero es incapaz de sentirse feliz. En ese momento Carl le da su LIBRO DE AVENTURAS y eso hace que Ellie recupere por un instante el brillo en su mirada y las ganas de vivir.

14-De nuevo la vemos pintar, en este caso lo que es su casa en lo alto de un precipicio, lo que nos prepara para el viaje que hará Carl después. Ese es el DESEO que ella nunca verá cumplido. Esa es su aventura. Igual que antes en el zoo o decorando el cuarto del bebé que nunca llegó, ella coloca un loro exótico en la repisa y él un zeppelin.

15- Ahora tienen un nuevo objetivo, cumplir el deseo de Ellie e irse a vivir a aquel lugar. Para ello, preparan una hucha en la que empezar a ahorrar (en la que vemos el dibujo de la casa sobre el precipicio). Comienzan a meter monedas que les acerquen a cumplir su nuevo sueño. Pero la REALIDAD se interpone. Pinchan una rueda y necesitan dinero para reponerla. Vemos como Ellie acepta resignada, pero aún animada, que Carl saque el dinero del bote para reponer la rueda. Una pierna rota de Carl y un árbol que destroza el tejado de su hogar, les obliga a seguir echando mano del dinero ahorrado.

16-A lo largo de casi toda la secuencia, venimos viendo a Carl siempre elegante y con diferentes corbatas. Una sucesión de imágenes en la que Ellie ajusta las corbatas de Carl nos llevan hasta el momento en que ya son una pareja mayor, con Ellie ajustando esta vez una pajarita en el cuello de él. Ambos se sonríen. El tiempo ha pasado rápido (sólo hemos visto corbatas) pero se siguen mirando con el mismo amor que el primer día. Se giran hacia el espejo, que les devuelve la imagen de un matrimonio ANCIANO que nunca ha necesitado más que el uno para el otro.

17-En su zoo, Ellie sigue CONSERVANDO el espíritu aventurero y Carl regala un globo a un niño (de nuevo el carro está a punto de echar a volar, pero Carl lo frena)

18-Llega un precioso momento en que Carl y Ellie bailan en casa, a la luz de las velas, alegres, felices, al ritmo de la oscarizada melodía de Giacchino. Detrás de ellos, en la estantería, el bote de cristal que NUNCA cumplió el sueño de Ellie.

19- Ambos limpian el cristal de la ventana, cada uno a un lado. Carl ve el rostro feliz de su esposa al otro lado del mismo. Ella le sonríe. Continúan con las tareas del hogar, juntos, compartiendo, y Carl vuelve a ver el rostro de su esposa a través de un cristal, en este caso en una fotografía de la infancia de Ellie, donde ya mostraba su interés y su pasión por la aventura. Detrás vemos la fotografía de bodas de ambos y luego la cámara nos lleva al dibujo en la pared del sueño de Ellie, de la casa en lo alto del precipicio.Carl se entristece al darse cuenta de que ella no está en lo alto de esa montaña, sino a su espalda barriendo el salón. Esa casa en la pared es el sueño de la niña de la fotografía, y entremedias tenemos la foto de la boda, lo que Carl considera que ha impedido que ella cumpla su deseo. Carl se siente responsable. Ha llegado el momento de CUMPLIR EL SUEÑO de Ellie

20- Carl acude a una agencia de viajes para comprar billetes de avión para sudamérica (lo que se nos presentó en el zoo). Los mete en la cesta, esa que llevan consigo cada vez que suben al viejo árbol y se tumban en el suelo a ver la forma de las nubes. Carl quiere dar una sorpresa a Ellie, LLEVARLA a donde ella siempre ha querido ir.El billete nos muestra el nombre de Ellie Fredricksen.

21- Retomamos el punto 6, que ahora nos devuelve su lado más TRISTE. En este caso es Carl quien, espoleado por la ilusión que le hace regalar el viaje de su vida a Ellie, llega antes a lo más alto. Carl la anima con la mano a subir, pero Ellie cae. Carl se extraña, y Ellie vuelve a caer. Carl corre hacia ella perdiendo su sombrero.Es tarde para los sueños.

22- Ellie está en cama, entregada a una de sus pasiones: la lectura. Carl le envía un globo azul que golpea en el libro de ella. El rostro de Carl define a la perfección lo que siente en ese momento. Que probablemente ella nunca volverá a recuperarse. Se acerca a la cama y ella extiende su mano hacia él. El libro que ojeaba era su Libro de Aventuras, donde guardaba todos sus recuerdos y todos sus deseos futuros. Lo ha cerrado. No lo necesita más. Se lo acerca a Carl. Asumen que se acerca el FINAL. Carl la besa en la frente.

23- En la misma iglesia en que se casaron, Carl está solo ahora. Ellie ha fallecido y él está sentado junto a una corona de flores. No está sentado en el centro de la imagen, sino hacia un lado. Dejando espacio a su izquierda, lo que nos recuerda que falta alguien. Él solo no llena la imagen, nosFALTA  una persona a su lado. El globo azul está en su mano. Se vuelve a casa. A la de ellos. A la de ella.

Igual nadie ha llegado hasta aquí abajo, pero las lágrimas han vuelto a aflorar cuando he visto esta secuencia, igual que lo hicieron en su momento en aquella tarde de cine y del mismo modo que me ha sucedido cada vez que he vuelto a ver Up. No hace falta decir mucho más, la secuencia es muda, no necesita voz alguna para llegarnos al corazón.

Esto es cine.

up-blu-ray-carl-ellie

 

Enlace para bookmark : Enlace permanente.

No se admiten más comentarios