LAS BANDAS TRIBUTO, ¿ANGELES O DEMONIOS? (POR DR.MOREAU FRANKENSGUITAR)

¡Hey! El Dr. Moreau de nuevo con ustedes para hablarles de un fenómeno al alza y no exento de polémica…

“En estos tiempos complicados en los que los presupuestos escasean, las bandas tributo son la alternativa perfecta a los artistillas de medio pelo y éxito perecedero que han venido cobrando cachés desorbitados por interpretar aburridos repertorios en los que apenas se conoce una canción y que terminan aburriendo hasta a las cabras y que han sido la tónica general en las fiestas patronales de nuestro país.
Nuestros tributos aseguran un set lits repleto de éxitos a precios ajustados.
Nuestros tributos son los mejores que podrás encontrar en nuestro país y, lo más importante, CUESTAN LO QUE VALEN.“

Así, a palo seco. Este escrito forma parte del encabezamiento de la web de una productora/promotora de conciertos, en el apartado de las bandas tributo que dicha promotora gestiona. No diré el nombre, porque no quiero promocionar a nadie con el que no tengo contacto y que no conozco de nada, y por caballerosidad. Porque se puede estar o no de acuerdo con esa afirmación; pero no me podéis negar que tiene un tonillo pelín chulesco y despectivo, y yo no quiero caer en eso.

Las bandas tributo están experimentando un gran auge de un tiempo a esta parte; pero no son un fenómeno nuevo. De hecho, se puede incluir en dicho apartado a las orquestas sinfónicas, ya que en la inmensa mayoría de ocasiones (por no decir siempre) interpretan composiciones de otros. Y las orquestas funcionan desde hace muchísimo tiempo. Hay por ahí quien afirma que las bandas tributo se dedican a eso por la falta de calidad de sus integrantes, lo cual es bastante arriesgado y no siempre cierto (me vuelven a la mente las orquestas sinfónicas, porque cada uno de sus integrantes se pasa la tira de años en el conservatorio estudiando y practicando para dominar su instrumento…¡a ver quién es el/la guapo/a que dice que alguien así carece de calidad musical!).

img_5872

Las bandas tributo son como las demás bandas; las hay buenas, malas y regulares. Yo he visto varios tributos a Queen que me han dejado con la boca abierta, así como a los Letz Zep, con idéntico resultado. En estos casos concretos, además de la música, se recrea la imagen, escenografía, atrezzo, etc, con el fin de reproducir lo más fielmente posible la atmósfera que se creaba en los conciertos del grupo original, y eso es algo que implica mucho trabajo. Ahora bien, lo mismo que digo esto, digo también que no es lo mismo tributar a Toto o a Rush que a Extremoduro o Marea. No se exige la misma calidad musical para una cosa que para la otra, y por ello hay cosas que son más complicadas de hacer que otras.

Letz-zep-1-1020x680

Puede que algún@s estéis esperando mi opinión al respecto. Empezaré diciendo que yo toco en una banda que hace conciertos con sus propias composiciones y que, en general, no soy consumidor de las bandas tributo. Los casos de Letz Zep y Queen son diferentes, porque ya no existe la posibilidad de ver a la banda original. Pero ver tributos a grupos aún en activo como Maiden, Kiss, Extremoduro, Guns’n’Roses, AC/DC…me emociona de la misma manera que escuchar su música a través de discos. Y en otros casos, no soy fan de las bandas originales, así que tampoco voy a seguir a un sucedáneo. También diré que preferiría ver un tributo a Toto bien ejecutado que a los Extremoduro o Guns’n’Roses originales; para que os hagáis una idea de mis gustos. Y diré también que prefiero asistir a un concierto de una banda local de las que comparten pabellón conmigo que al de alguien que tributa a AC/DC, para que os hagáis una idea de mi forma de pensar sobre este asunto.

En respuesta al párrafo publicado en esa web, gran parte de la culpa de que haya tantos “artistillas de medio pelo y éxito perecedero” es de ellos mismos, los productores, que en su búsqueda de rentabilidad exprimen el modelo que da dinero hasta dejarlo en los huesos. Otra gran culpable es la TV. Tod@s tenemos en mente esos concursos en los que se usan canciones de otros para promocionar y probar a los nuevos concursantes/aspirantes a cantantes. No se permiten las ideas propias que pueda tener cada concursante, así que no existe la posibilidad de descubrir algo nuevo. No hay un espacio divulgativo de música en ninguna cadena (lo de los 40 no cabe en esta definición) que hable de listas de ventas, ni que hable de estilos diversos… vamos, un programa musical de verdad.

“Nuestros tributos aseguran un set list repleto de éxitos”, es decir, verbenas temáticas. Nunca he sido de criticar el trabajo de nadie. Si a alguien le apetece más aprenderse uno o varios discos de su artista favorito y tocarlos, en vez de intentar armonizar una melodía propia, que lo haga. Pero tengo que reconocer que este texto de esta productora me ha molestado, como “artistilla de medio pelo” que soy. Porque es una realidad que las salas y los bares de conciertos empiezan a preferir a bandas tributo que a grupos locales o emergentes que quieren presentar un disco, p.ej.

Content_225_Article

Para terminar, quiero decirles una cosa a las bandas tributo: espero que no estéis de acuerdo con las palabras expresadas por esta productora. Recordad que las productoras son empresas, y como tal, lo que buscan es la rentabilidad. Ahora os apoyan porque sois rentables. Mañana, quizá aparezca otra cosa más rentable, y entonces, dedicarán su tiempo y su dinero a esa nueva fuente de ingresos. Haced lo que queráis; pero por favor, hacedlo con humildad y respetando el trabajo de quien aún cree que es posible aportar creaciones de calidad; pero que no tienen tantas oportunidades como vosotros para mostrarlas

Texto: Dr Moreau Frankensguitar

Enlace para bookmark : Enlace permanente.

No se admiten más comentarios