LO MEJOR, LO PEOR Y PARA GUSTOS, LOS COLORES.

Pues eso, que parece que para fin de año en DrFrankensguitar se suele hacer un recopilatorio de lo mejor y lo peor del año.
Lo mejor y lo peor del año es algo muy ambiguo y amplio, así que yo voy a contaros lo que para mí ha sido lo mejor y lo peor, pero del cine español.

Según el ICAA o lo que es lo mismo el “instituto de la cinematografía y de las Artes Audiovisuales” en 2014 se han estrenado 58 películas españolas. No preguntéis donde, porque la gran mayoría no las ha visto ni el tato.
Además yo juraría que en esa lista alguna falta, pero vamos que ellos son los que manejan el cotarro y ellos sabrán, pero así a botepronto se me ocurre “A Escondidas” de Mikel Rueda, con varias preselecciones a los Goya y que no aparece en el listado de películas del 2014, en fin…

Bueno a lo que íbamos. Lo mejor (teniendo en cuenta que ni por asomo me he visto todas las películas) yo creo que es “La isla mínima”, y no solo por la gran película que ha firmado Alberto Rodríguez, sino que el echo de que la película sea española, que ya es algo a remarcar.

A ver si de una vez por todas películas como esta hacen dar un paso adelante al cine del estado Español. Películas de gran factura técnica, con una ambientación genial, ambientada en los primeros años de la democracia pero sin caer en los clichés habituales, haciendo una obra oscura con un gran guión que mantiene la tensión durante todo el filme. Un thriller de altos vuelos.
Caben destacar algunas otras películas que también han sido una gratas sorpresa como “Loreak de Jon Garaño Arzallus y Jose Mari Goenaga o como “obra 67” de David Sainz (quizá en otro momento le dediquemos algo más de tiempo a esta película y a su Director), magnífica teniendo en cuenta sus peculiares características y que hay que verla desde la óptica adecuada, pero no por ello deja de ser un peliculón.

Por otro lado, el de lo peor, voy a destacar a la película más taquillera, lo cual no le excluye para ser un producto aburrido, caduco y que jamás debió pasar de su primera entrega.
Sí señores hablo de “Torrente 5”. Torrente ya no es aquella película transgresora y underground, de bajo presupuesto y grandes actuaciones que fue la primera. Ahora es todo lo contrario, es un filme lleno de presupuesto en el que parecen una amalgama de personajes, que no actores, que convierten la película en un circo de dudoso interés o gusto artístico.
No a la zaga le quedan cosas (porque me niego a llamarla película) como “Pancho el perro millonario”. No sé, de que brillante cabeza pensante salió, pero desde luego su único interés era lucrarse a costa de los cinéfilos. Y espero de todo corazón que se haya quedado lejos, muy lejos de sus expectativas.

Mención especial del jurado para… “Exodus: dioses y Reyes”.

Da igual como la vistan, la verdad es que María está como quiere.

Da igual como la vistan, la verdad es que María está como quiere.

Será porque se rodó en parte en España o porque en ella aparece María Valverde, pero la cuestión es, que figura entre las películas españolas estrenadas en 2014. Basura prescindible, con la que nos deleita nuevamente Ridley Scott. Un peñazo de película de 2 horas y media que no cuenta nada nuevo, ni siquiera es espectacular visualmente como lo pudo ser “Prometheus” (aunque no por ello fuese una buena película).

Así que amigos espero que en el año que entra el cine del estado continúe por la senda marcada por los mejores y deje de lado de una vez a los peores representantes. Que iluso soy…

Enlace para bookmark : Enlace permanente.

No se admiten más comentarios