LOS MÚSICOS TAMBIÉN CANTAN

(Coreando que es gerundio)

Existe un problema generalizado entre muchos grupos musicales. Cuando la formación está completa, llega la hora de asignar tareas adicionales a cada músico. Una de estas tareas, habitualmente la más peliaguda, suele ser las segundas voces. Muchas veces, ningún músico quiere hacerlas o simplemente no sabe como. Vamos a intentar dar unas pautas para que esto se solucione y se pierda el miedo a los coros.

large_doobies129

 

Lo primero que cualquier guitarrista, bajista, batería y demás músicos deberían saber es que:

PARA CANTAR HAY QUE CANTAR

 

Esto parece una tontería pero normalmente no se tiene en cuenta, si no canto ni siquiera cuando me estoy duchando, no puedo pretender que al abrir la boca en el local, delante del micrófono, consiga sonar cual ruiseñor mañanero.

Para conseguir una mínima soltura cantando, tendremos que tener esta costumbre en nuestro día a día. No sirve de mucho resguardarse en que cantamos mal para no abrir la boca. Todo el mundo canta mal la primera vez que lo hace, aunque haya algunos que se oigan siempre bien.

El hábito nos va a dar mucho más que cualquier técnica que busquemos.

Teniendo en cuenta esto, lo siguiente es desarrollar una relación con nuestro segundo instrumento, “La Voz”. Por lo tanto, será mucho más práctico trabajar los dos instrumentos de manera independiente y cuando tengamos soltura con los dos juntarlos.

Suele ser bastante deficiente el hecho de acostumbrarse a cantar solo cuando llevamos a cuestas la guitarra o el bajo, esta es una cuestión de la que suelen pecar sobre todo los guitarristas. Tenemos que ser capaces de usar nuestros diferentes instrumentos de manera independiente para poder hacerlo bien al mezclarlos.

mr-big-neillupinredferns

 

 

 

¿QUÉ ES LO QUE TENGO QUE CANTAR?

 

Otra cuestión bastante común es tener dudas al elegir la voz que vamos a hacer. Es bueno contar con que si sabemos unas reglas básicas de armonía será todo más fácil, pero casi siempre lo más orgánico es tirar de “oreja” como se suele decir. También es muy recomendable tener en cuenta que no siempre la mejor opción es añadir miles de voces armonizadas y que tampoco un coro cervecero o punki surte efecto siempre. Tendremos que ceñirnos al estilo, la melodía y en definitiva al tema. Esto es lo más importante, la canción es la que manda, y no las ganas de cantar que tenga el personal.

Un clásico error es querer meter y meter coros, dejando sin respiración el tema y la melodía principal. Siempre es más efectivo quitar para quedarnos con lo básico, que no meter y meter sin saber donde parar.

Ahora la cuestión es ¿a qué altura debo cantar?¿qué voz tengo que hacer?. Cualquiera debería ser capaz de hacer todas las voces que hiciesen falta, quiero decir: todos deberíamos practicar para poder hacer terceras o quintas e incluso la voz principal.

Pero claro, esto no suele ocurrir, así que lo más fácil será que cada uno tome un papel concreto e intente ejercer siempre el mismo. “Yo suelo sonar fácilmente haciendo terceras voces por encima de la melodía” pues ese será tu papel siempre que haya que hacerlo.

Lo más común es hacer un acorde con los coros (tónica, tercera y quinta) pero habrá muchas veces en las que no nos harán falta todas las voces y alguno simplemente doble la voz principal una octava por debajo o en la misma octava para conseguir reforzar la melodía. Mi misión en este artículo es hablar estrictamente de lo que atañe a la voz, así que no daré muchas más vueltas en lo que respecta a las armonías en sí.

Siempre deberemos estar seguros y cómodos en la voz que hayamos decidido hacer, así que lo mejor será elegir con sabiduría.

images (1)

 

EL SECRETO PARA QUE LOS COROS EMPASTEN BIEN

 

¿Alguien se ha parado a pensar en cuál es la finalidad real de los coros?. Todos sabemos que los coros molan mucho cuando suenan bien, pero estropean el tema cuando no se acierta con ellos. Por lo tanto ¿para qué sirven los coros?.

La mayoría de las veces, los coros sirven para reforzar la melodía o acabar de redondearla, si no conseguimos nada de esto con las voces que hacemos, lo mejor será no hacerlos.

Si estamos convencidos de que sí estamos consiguiendo lo que buscamos, tendremos que ver a que volumen irán esos coros. ¿Qué se tiene que oír por encima de todo? ¿Necesito coros más agudos o más grabes que la voz principal?

Aclarando estas cuestiones, tendremos la mitad del trabajo hecho y solo necesitaremos emitir nuestra voz de la manera adecuada. Es mucho mejor tener claro el sonido que queremos conseguir antes de ponernos a buscarlo, que ir dando palos de ciego y desgañitarse para conseguir un efecto que no era el deseado.

La mejor manera para hacer unos buenos coros sin problemas y efectivos es no siendo pretencioso y controlando el volumen.

 

PARA HACER COROS NO HAY QUE RIVALIZAR CON EL CANTANTE, SÓLO ENTONAR BIEN.

 

Richie+Sambora+2012+iHeartRadio+Music+Festival+gSUCtcqOH2_l

El corista nunca se tiene que ver como otro cantante, tiene que olvidarse de cosas como la emoción y la personalidad, estando al servicio de una entonación relativamente plana y creíble. Si movemos mucho nuestra voz y buscamos una personalidad muy marcada, destacará demasiado con la voz principal y no conseguiremos el efecto de “una única voz” que buscamos al armonizar una melodía. Cuando el corista hace su trabajo mejor que el cantante también ocurre lo mismo, pero esas veces será debido a la mala praxis del cantante.

Lo principal es solfear la melodía que vamos a hacer para eliminar malos vicios y tener claras las notas que tenemos que cantar. Yo para esto suelo utilizar la sílaba “Di”. Colocándola  bien centrada, comenzando con la lengua pegada a los incisivos superiores. De esta manera cantaremos la melodía haciendo “dididi”. Esto fijará un camino perfecto a la voz para que ejecute cada nota a la altura correspondiente, eliminando cualquier mal hábito que tengamos.

Una vez que tengamos claras las notas a cantar, solo debemos recordar la altura con respecto a la melodía ( tercera, quinta….), cantando  la canción a partir de ahora con esta nueva melodía, así la integraremos y no nos confundiremos con la melodía original. Siempre cantaremos sin buscar un protagonismo vocal (a no ser que haga falta) y con un volumen discreto y sin esfuerzo. Tengamos en cuenta que lo que queremos es reforzar la voz principal, como cuando le añadimos un efecto, no que se nos oiga a la par.

Sería casi tal y como cantaría un robot, pero nosotros con nuestro timbre y con el color de voz le daremos la humanidad.

Recordad:

MENOS ES MÁS.

 

El tema de los coros está lleno de excepciones, por lo que deberíamos ver qué tipo de coros podemos hacer estilísticamente hablando, ya que no todo es hacer quintas y terceras a tutiplén. Esto lo trataré en un próximo artículo

 Mientras tanto, todo el que quiera hacer coros a cantar en el coche y en la ducha y liberarse de complejos. Después será sólo buscar las notas adecuadas y adelante.

20070821195927-coristas To be continued…

 

Dr. Herbert West

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Enlace para bookmark : Enlace permanente.

No se admiten más comentarios