MI VIDA ENTRE LAS HORMIGAS

Queridos Frankensmaniac@s:

Hoy quiero hablaros de “Mi vida entre las hormigas”, que no es un documental de bichos de la 2 para echar la siesta, la película documental del mítico grupo de los 80’, ILEGALES, y su líder JORGE MARTINEZ. “Un tipo digno de un estudio profundo” como nos dice MIGUEL RIOS. Un MOD odiado  entre los hippies  de Gijón de los años 78-79 y que no salía a la calle sin su stick de hockey, a modo paraguas, para no dejar pasar la oportunidad de meterse en algún lío y utilizar su arma, casi irrompible, para atizar cabezas.

Vuestro Doctor Inventor tenía la obligación de escribir un artículo sobre los ILEGALES.Un grupo que ha marcado profundamente mis gustos musicales desde que los escuché por primera vez. Un bello recuerdo el descubrir el vinilo, de “Agotados de esperar el fin”, en casa de una vecina que despertaba todos mis sentidos adolescentes, musicales incluidos. Aunque yo también me quedé enganchado con su mayor éxito, “Soy un macarra”, que entró de relleno en el album y que iban a desechar por no ser, ni por asomo, su mejor canción. Pero a mí y a muchos de mi generación nos sirvió para escudriñar en el resto de ese disco rompedor.

Ya en mi poder la película tenía que contaros de como hubo un tiempo, no tan lejano, en que los productores se jugaban su dinero apostando por grupos que iban a contracorriente de su época y a priori no fuesen tan comerciales . Es el caso del ejecutivo, PACO LEON, que los dio a conocer al gran público jugándose su puesto en la compañía EPIC y su patrimonio económico. Esta portada le costó 50000 pesetas de la época.

Gracias a la intervención del cantante VICTOR MANUEL, que quería impulsar nuevos grupos asturianos, los mortales hemos podido conocer al grupo con mayor espíritu punk del territorio hispano y que además tocaban bien.

Y no es opinión personal si no que como bien dice el periodista musical,MARISKAL ROMERO, “JORGE nunca dio un mal concierto ni pasado de pastillas” y el resto de todos los que han pasado por el grupo tampoco. Por que Jorge nunca ha dudado en utilizar métodos expeditivos  como cabezazos,patada en los huevos…, para sacar lo mejor de sus músicos y técnicos de sonido y que su banda tocase de puta madre.

No eran rockeros de pose como muchos grupos de hoy en día. ILEGALES en los años 80’ era tocar 20 acordes y haber ostias entre la gente que acababa repercutiendo en el escenario. La banda solía tener que bajar del palco a darse ostias con el resto de la gente, con las barras de micros para golpear y cajas de cerveza a modo de escudos. “La violencia en ILEGALES era algo natural, formaba parte del proyecto”(DAVID ALONSO;Batería)

Pero no era tampoco una violencia gratuita si no parte de los 80´s . Unos años en que había mucha navaja en la calle,pelotas de goma, heroína y una brutal reconversión industrial, con el consiguiente paro, y la gente mostraba su rabia. No como ahora que estamos aletargados en todos los sentidos. ILEGALES era” el panfleto generacional que no político de esos años”(MIGUEL RIOS)

Fuese este caldo de cultivo generacional o el pasado guerrero de la familia de JORGE, lo cierto es que MARTINEZ “ha pegado las mejores ostias del rock español” según nos cuenta el reputado periodista JESUS ORDOVAS. El bajista de GABINETE CALIGARI, FERNIE, daría fe de ello. Un ORDOVAS que apuesta por ellos y comienza a pincharlos en la radio, allá por el año 1981 , con el tema“EUROPA HA MUERTO”.Canción visionaria donde las haya y que quizás hoy hubiese sido boicoteada por la MERKEL y su borregada. 

Hubiese sido una verdadera lástima pero en la actualidad, con el retroceso en las libertades de expresión, quizás nos hubiésemos quedado con las ganas de poder disfrutar de un grupo con un directo demoledor, grandes letras y sin apreciar el talento de JORGE MARTINEZ.  Un guitarrista rítmico excepcional, con un dominio del tempo perfecto y tocando las notas que mejor suenan juntas, dejando mucho espacio en las canciones para que sus letras se entiendan perfectamente. Una música esquelética, sin estar plagada de acordes, en la que MARTINEZ y su guitarra son la misma cosa. Las acrobacias, circo y tocar rápido no le interesa.

Un JORGE que dejó la facultad de DERECHO para no ser malo y que nos deja un sinfín de anécdotas en la película. Desde su niñez y sus gamberradas juveniles hasta enseñarle en un momento dado su pene a la MARIA TERESA CAMPOS o apariciones televisivas polémicas como esta, de la que muchos todavía nos acordamos.¡”Señora, si no le gusta mi careto ,cambie de canaaaallllll!”

Y es que los ILEGALES, del año 1987, eran como un TRAINSPOTTING en vivo. La pasta gansa que entraba, salía en fiestas y drogas. Cuidado con la salud una vez girabas con el grupo, a DAVID ALONSO,batería y  a WILLY VIJANDE casi les cuesta la vida y les supondría su salida del grupo por sus adicciones. Uno de los bajistas que en su día forma parte de la banda,DIEGO KAS, confiesa gastar 1 millón de pesetas en farlopa durante una gira.

Aunque el peor momento de la banda ocurre durante su última gira y el nuevo disco como ILEGALES, después del proyecto de JORGE ILEGAL Y LOS MAGNIFICOS, en 2015, con la muerte de su bajista, ALEJANDRO ESPINA. Un tipo sano y siempre con una sonrisa en la boca. Un paisano al que he tenido la suerte de conocer personalmente en una ocasión en un bolo en el ANTZOKIA de Bilbao. Un concierto en el que ILEGALES, fieles a sus costumbres, bajaron después del concierto a mezclarse con la gente, charlar y tomar unas copas.

Pero como dice MARTINEZ: “¿Quién tiene miedo a la soledad o a la muerte después de haber vivido?

Y es que JORGE y su válvula de escape, que son ILEGALES, morirán siendo siempre punks porque: “es imposible ser honesto sin hacerse enemigos”