Neurosis en Eindhoven el 29 de Julio de 2011.

Bueno, de alguna manera había que empezar la historia. En estas entradas en la web que voy a realizar os voy a contar en breves palabras como es la experiencia de ir a un concierto fuera de España, y con eso no quiero decir que no haya otra gente que lo haga sino que simplemente voy a contar mi versión de los hechos.

Si esto va a servir a alguien o no, lo deben valorar las personas que lo lean y dirán si la experiencia es interesante o no.

En principio yo no voy a dar el toque experto del Doctor Pretorius respecto a afinaciones o guitarras, solamente os aportaré la experiencia de un adicto a la música en directo que le apasiona lo que ve.

En esta ocasión, y por no entretenerme más con las presentaciones, os voy a relatar mi experiencia en el concierto que Neurosis realizó en Eindhoven el día 29 de Julio de 2011.

Como todo buen concierto que se precie se realiza en algún sitio de alguna ciudad y como podréis imaginar, lo principal de todo es llegar a la ciudad. En mi caso me desplace hasta Eindhoven en avión llegando directamente a su aeropuerto. He de decir que es un aeropuerto pequeño de los que no tienen fingers y que por tanto con el mal tiempo te toca calarte un poco. En esta ocasión tuve algo de suerte con el pronóstico meteorológico y no llovió (aunque amenazaba).

Para desplazarte hasta el centro no necesitas nada más que coger el autobús 401 al lado de la terminal que te deja en su última parada en la Estación Central de Eindhoven. El viaje te cuesta 3 € que está bastante bien para los tiempos que corren (ya os contaré en otras crónica lo que cuesta el transporte del aeropuerto desde otros sitios, ni punto de comparación)

Una vez hospedado en mi hotel y con el tiempo suficiente para dar una vuelta por Eindhoven puedes acercarte por la zona peatonal de las calles Demer, Markt, el centro comercial Piazza y demás. Por ahí está la zona de compras y un poco más adelante la zona de bares que se concentra en la calle Stratumseind que tiene una de bares inimaginables.

Cuando ya hube saciado mis instintos de todo tipo, decidí que era el momento de acercarme al concierto. La sala en la que tenía lugar era la sala Effenaar en el centro de Eindhoven. Muy cerca de la antes citada Estación Central y también cerca del centro y de la zona de bares. La verdad es que al posición es privilegiada para alguien que le apetezca tomarse unos tragos después del concierto.

Una vez en la entrada, el proceso fue sencillo: entregas la entrada previamente impresa, te la escanean y ya estás dentro. Fantástico, ya tenemos acceso al maravilloso mundo de la música en directo. Una vez dentro nos entregaron una cajita con unos tapones para los oídos y es que oír la música en directo sin protección está muy bien, pero luego tienes 2 días de dolor de oídos y uno se hace mayor y quiere seguir oyendo más conciertos. Mi recomendación es usar tapones, el tipo de los mismos lo elige cada uno.

 

Tras subir unas escaleras ya tenemos acceso a la sala. Es una sala amplia con una capacidad de unas 1500 personas con un gran escenario suficiente para un grupo como Neurosis. En esta ocasión se colgó el cartel de “No hay billetes” con lo que llega otro recordatorio: viajar sin entrada comprada a un concierto al extranjero no es una buena idea, no está la economía para esos dislates…

Como teloneros en esta ocasión llevaban a la banda italiana Ufomammut que está teniendo un gran reconocimiento de crítica y público con su último disco Eve. La verdad es que los horarios se seguían a rajatabla. En Europa generalmente no se retrasan las cosas y los grupos cumplen con sus horarios perfectamente. Así que a la 20:20 empezaron los muchachos a caldear el ambiente. Deciros que el grupo tiene 3 componentes: Poia (guitarra a los mandos de una Gibson Sg), Urlo (bajo con su Rickenbaker y su Macbook Pro a mano) y Vita (batería). El grupo toco unos 45 minutos que está bastante bien para un grupo telonero y la gente estaba bastante metida en el concierto. Se llevaron una gran ovación y la verdad es que se lo curraron bastante. El repertorio fue el siguiente:

 

  • Stigma
  • Stardog
  • III
  • IV
  • Odio
  • Destroyer
  • Braindome

 

A continuación tuvimos una espera de aproximadamente media hora y a las 21:30 salía a escena el grupo que me llevaba hasta allí: NEUROSIS. La verdad es que el grupo se entrega por completo durante todo el concierto y se dejan la piel en el escenario, pero no entiendo porque todo ello tienen que hacerlo sin decir ni una sola palabra al público. Tendrán que ser impenetrables, místicos y todo lo que ellos quieran pero tienes que hacer participe al público de tu actuación. Siempre que esto ocurre la audiencia se viene arriba y se consigue mejor respuesta. Entiendo que a algunos artistas esto no les importa, pero a mi me gusta sentir que hago que la rueda gire.

Dicho esto, decir que como no se podían sacar fotografías con flash (ya tenía alguna información al respecto de lo sucedido en Barcelona), las dificultades para un fotógrafo amateur crecen así que eso queda reflejado en mis fotografías. De todos modos he intentado tomar algunas instantáneas para el disfrute y solaz del personal.

La verdad que ver terminar el concierto con Through Silver In Blood con Scott Kelly pegándole cabezazos al micro tiene su aquel, pero lo que está claro es que esta es una banda para ver en el escenario de una sala o en un festival de noche. Los tiempos de sus canciones, las proyecciones, la atmosfera que consiguen se transmite mejor en el interior de una sala. Dicho esto el repertorio del grupo fue el siguiente:

 

  • Locust Star
  • Given to the Rising
  • End of the Harvest
  • A Season in the Sky
  • At the Well
  • Water Is Not Enough
  • Belief
  • At the End of the Road
  • Killing Elk
  • Through Silver in Blood

 

En resumidas cuentas, un repertorio que se repite de lo que cualquiera ha podido ver en otra fecha en otra ciudad.

Queda poco que decir al respecto del concierto, comentaros que respecto a la cerveza era de la marca Dommelsch, conocida mía de otros festivales y que el medio litro tenía el módico precio de 4 €.

En general el fin de semana en Eindhoven lo completaron la visita al Vanabbemuseun y otra serie de entretenimientos diversos a los que nos dedicamos.

Espero que está crónica sea de interés y en breve prepararé otras, tanto de conciertos pasados como de conciertos actuales. Solo os anticipo que mis gustos son bastante heterogéneos con lo que os podéis llevar alguna sorpresa cuando consultéis la web.

 

Se despide de todos vosotros quedando a vuestro servicio el Doctor Schreck.

 

RIDE WITH US!!!

Enlace para bookmark : Enlace permanente.

No se admiten más comentarios