NEW ORLEANS (aka EL PARAISO EN LA TIERRA)

Desde que mi chica y yo vimos Tremé sabíamos que tarde o temprano teníamos que ir a New Orleans, la capital del estado de Luisiana.

Los que hayáis visto Tremé conoceréis este lugar

Este pasado verano, por fin cumplimos ese deseo y pasamos unos pocos días en The Big Easy, y la verdad es que no nos arrepentimos. Porque New Orleans es una ciudad especial. Todos los tours por USA van a New York, Los Ángeles, San Francisco, Las Vegas… y son ciudades que están genial, por supuesto, pero New Orleans es diferente.

La Catedral en Jackson Sq

La zona más pintoresca y característica de la ciudad es el llamado French Quarter o Barrio Francés, un barrio rodeado por el Tremé, el río Mississippi, Canal St y Splanade Av. Aquí podréis encontrar multitud de edificios de estilo colonial con sus preciosas balconadas de hierro forjado, restaurantes de deliciosa comida criolla, el mítico Café du Monde donde sirven los buñuelos más increíbles que hayáis podido comer nunca, así como otros monumentos como la Catedral, Jackson Square, etc.

Casas coloniales del French Quarter

Todo el Fench Quarter es realmente auténtico, pero si lo que queréis es disfrutar del ambiente de Nueva Orleans, tenéis que recorreros la mítica Bourbon St. Aquí cada bar ofrece su alternativa musical. Así, mientras en un bar puedes disfrutar de un buen grupo de versiones de rock clásico, en el siguiente te encontrarás a un combo de jazz, enfrente una animada banda de estilo zydeco… Todo ello rodeado del permanente ambiente festivo de la ciudad. Aunque tampoco hay que limitarse a Bourbon St, porque desde esta calle hasta el Mississippi hay multitud de vida en cada rincón.

Bourbon St durante el red Dress Run

Bourbon St durante el red Dress Run

La policía manteniendo el orden en Bourbon St

Tropical Isle, Bourbon St

Maison Bourbon, Bourbon St.

Y si con Bourbon St no tienes suficiente, no dejes de visitar Frenchmen St. Según cuentan, Bourbon es para los turistas y Frenchmen es para los locales, y la verdad es que el ambiente de esta última, sin ser tan festivo –porque es cierto que Bourbon recuerda en ciertos momentos por las noches a Magaluz pero en mejor y con más clase- es también espectacular. A mí en concreto me encantó disfrutar de un concierto casi privado en el Blue Nile y acto seguido ir a cenar a Bamboula’s amenizado por una banda de jazz. Y a continuación salir corriendo para perseguir a una banda y bailar tras ellos al ritmo de su música. Si has visto Tremé sabrás de lo que hablo.

Blue Nile, Frenchmen St.

Bamboula’s, Frenchmen St.

Sigue sin tener suficiente? En New Orleans hay una serie de clubs míticos que ofrecen una selección musical estupenda. Una cita ineludible es el Preservation Hall en pleno French Quarter, que ofrece hasta 4 sesiones diarias de conciertos de jazz de unos 50 minutos de duración desde hace más de 50 años. No es un sitio barato ni cómodo, pero si quieres disfrutar del auténtico jazz en su lugar de nacimiento no puedes dejar de visitarlo.

Preservation Hall

Otros locales tal vez no tan míticos y no tan céntricos pero que también ofrecen música genial y que también aparecen en Tremé son el House of Blues, el Howlin’ Wolf y Tipitina’s. Para acceder a un concierto en estos locales ya es necesario pagar entrada –mientras que casi todos los locales del resto de la ciudad ofrecen música gratis- e ir a ellos ex profeso, porque si bien el House of Blues está en el French Quarter, Howlin’ Wolf y sobre todo Tipitina’s están más alejados.

Buñuelos del Café du Monde

Bourbon Heat, Bourbon St.

Aún quieres más? Pues no tienes más que pasear, a cualquier hora del día o de la noche por el French Quarter y disfrutar de los músicos callejeros. Hay algunos que son realmente increíbles y la gente se queda parada ante ellos disfrutando de su música como si fuese un concierto más.

Bandas en Frenchmen St.

Creo que con estas pequeñas pinceladas que os he dado de New Orleans ya os he dejado con ganas de visitarla, no? Porque yo sólo de recordar lo vivido para escribir este artículo ya estoy deseando volver.

Keep on Rockin’!

Dr. Pretorius

Marcar el Enlace permanente.

No se admiten más comentarios