OTIS BLACKWELL- HISTORIA DEL GRAN OLVIDADO DEL ROCK & ROLL

Seguramente unos jóvenes Elvis Presley y Jerry Lee Lewis no sabían que durante la navidad de 1955 se produciría un hecho que cambiaría sus vidas para siempre y la historia del Rock & Roll. Un compositor negro de nombre Otis Blackwell, visitó los estudios de Shalimar Music con una serie de canciones en las que se incluía “ Don´t Be Cruel “.

Le sugirieron que compartiera los créditos de composición con un muchacho nacido en Mississipi que tenía gran talento. Otis no tuvo otra que aceptar y de ese modo su famoso éxito se convirtió en el lado B del single ” Hound Dog “. Luego vino ” Love me tender “, ” Teddy Bear “, ” All Shook Up “, ” Easy Question “ y ” Don´t Drag the String Around “, una cadena que cimentó el éxito de ese muchacho que se llamaba Elvis Presley.

Blackwell había nacido en Nueva York y, a los veinte años, fue fichado por Joe Davis, un veterano productor discográfico que reconoció su talento en el transcurso de un espectáculo en el mítico Teatro Apolo de Harlem. Tras alcanzar un primer éxito con su tema ” Daddy Rolling Stone “ , Blackwell se concentró en la composición de canciones para todas las grandes compañías discográficas de Estados Unidos.
OTIS JOVEN

La colaboración no consistía solamente en enviar las partituras, sino en grabar ” demos ” con arreglos ya hechos, normalmente interpretados por músicos negros o blancos marginales, que luego eran copiados por los Elvis de la época.
En 1957 un joven Jerry Lee Lewis graba en los estudios Sun Philips de Memphis otro tema de Blackwell. Estamos hablando ni más ni menos de “ Great Balls Of Fire ”.

Pero no pensemos que esta es una historia trágica: era la única alternativa que tenía un músico negro para grabar y difundir sus composiciones, pues los productores habían confinado a los cantantes negros a los dominios del blues, de donde no podían sacar la cabeza. Otis tuvo un cariño especial por Elvis, compuso para él y le envió sus mejores arreglos. Trabajó con amor y dedicación aunque ganaba un salario muy bajo, pero, por pura superstición, no hizo el intento de conocer a Elvis.

Dicen que en 1976, meses antes que muriera Elvis Presley, Otis le mandó un telegrama escrito con las letras de sus canciones. El repartidor creyó que era una broma pesada y se negó a entregar el mensaje. Quizá a Elvis no, pero a Otis le hubiera gustado conocer al vocalista de sus composiciones y, aun más, a quien compartía los créditos de los mejores títulos por imposición de las discográficas.

Blackwell utilizó su talento con cuentagotas en la edición de discos (a pesar de que algunos críticos afirman que su estilo vocal influyó en Elvis): sólo hay dos discos (recopilaciones aparte) editados bajo su nombre: ” Singing The Blues ” (1956) y ” All Shook Up ” (1976).

No hay demasiados videos de Blackwell pero en 1987 acudió al show de David Letterman en el que interpretó “ Don´t Be Cruel ”.

En 1994 el mundo del rock le dedicó un merecido homenaje con un disco que llevó por título ” Brace Yourself! “, en que se incluían las interpretaciones de artistas como Chrissie Hynde (The Pretenders), Deborah Harry (Blondie) o Kris Kristofferson.

Otis Blackwell falleció el 6 de Mayo de 2002 en la total intimidad, como hizo durante toda su vida.

Un saludo,

Dr Ichabod.

Enlace para bookmark : Enlace permanente.

No se admiten más comentarios