Reflexiones Vocales: Desafinando como un buen cantante

(La importancia de la historia y los estilos en la voz)

 

Espero no ganarme muchos enemigos con este artículo ( tampoco demasiadas amistades), ya que esta es una de las eternas discusiones entre los “fanes” de la música.

Podríamos resumirlo en:

 “A mi me gusta este y el que te gusta a ti es una m****a”

Lo cual suele derivar en:

 “El mío es muy bueno, el tuyo es un p**o manta”

 

La historia de la música moderna o pop, como tendemos a llamarla, está llena de anécdotas curiosas y de movimientos y modas más curiosas todavía. La verdad es que si la intentamos analizar de una manera objetiva llegaremos siempre a varias conclusiones, entre ellas:

– Las modas son cíclicas, con lo que no sólo las vestimentas de los músicos suelen reciclarse, también la tendencia y las inspiraciones musicales vuelven cada 20 o 25 años.

-Los músicos no siempre afinan sus instrumentos de la misma manera. Esto suele desencadenar en sonidos que aparentemente horribles puedan llegar a convertirse en tendencia y conseguir que lo aparentemente precioso se convierta en apestoso.

-Los cantantes, la mayoría de las veces no saben ni lo que hacen y gracias a su inexactitud crean nuevos estilos, no solo vocales sino musicales.

-Si queremos estar a la moda nuestro oído tendrá que evolucionar constantemente para poder entender las sonoridades modernas de cada tiempo.

 

estilos

 

Creo que es importante darse cuenta de que este tipo de cuestiones se han repetido SIEMPRE en la música desde que esta se ha utilizado para entretener,informar, desinformar o emocionar a las masas.

Una de las cuestiones más sorprendentes en este aspecto, es descubrir el tremendo criterio que hemos adquirido a la hora de valorar a casi todos los músicos. Guitarristas, bateristas, bajistas, teclistas, saxofonistas, prácticamente ninguno se salva de nuestra valoración.

Cuando hablamos de cantantes la cosa cambia, poca gente se atreve a decidir si un cantante realmente lo hace bien o no (salvo contadas excepciones) y muchas veces los que mejor lo hacen no son los mejor valorados. ¿Por qué?

 

La voz también puede ser un instrumento pero no siempre se utiliza como tal

 

Está claro que la música es un lenguaje y la música pop normalmente está estrechamente relacionada con los movimientos culturales y contraculturales de las masas.

Normalmente estos movimientos suelen estar encabezados por uno o varios líderes, alguien con suficiente carisma para poder encandilar a gente ávida de ideas, sentimientos y sensaciones. Dentro de los movimientos musicales, los líderes (habitualmente) suelen ser los cantantes, sus seguidores tienden a pensar en ellos como uno de los factores más importantes dentro de las canciones.

Esto hace que en innumerables ocasiones, los cantantes sean intocables para sus fans, aunque muy pocas veces sea por sus cualidades a la hora de hacer música con su voz, sino más bien por todo lo que conlleva ser el que da forma a las emociones que los temas  quieren transmitir.

Así que, no es necesario que el vocalista sea un maestro de la música ni un virtuoso vocal para conseguir ser valorado como un ídolo. Lo único que necesita es cumplir las condiciones que los que le escuchan quieren que tenga.

Claro que hay muchos cantantes que sí se muestran, actúan y funcionan como músicos, igual que el resto de la banda, pero el oyente medio no suele saber discernir si esto es así o no, y la mayor parte de las veces tampoco le importa, sólo quiere disfrutar de su música preferida.

Entonces ¿Cómo puedo saber si un cantante es bueno o no? ¿Es importante que un cantante ejerza como músico? ¿Tiene más sentimiento un cantante que afina o uno que no?

La respuesta a todas estas preguntas es simple: DEPENDE.

 

La Magia de la voz / La complicación de los estilos

 

Todo amante del flamenco sabe bien que un buen cantaor no tiene que contar con un 10 en todas sus aptitudes. Puede tener un compás envidiable pero no tener una afinación perfecta, puede tener un conocimiento impresionante de los palos pero lidiar con una voz cazallera que a veces le deje en la estacada etc… Aún así, a cada uno se le valora en lo que es bueno y se le considera lo que es: un cantaor.

En la música pop pasa algo parecido, pero no siempre se respeta a todo cantante, muchas veces se respeta más a los que no se lo merecen tanto.

El problema lo tenemos en la cantidad de estilos que han ido surgiendo a lo largo de la historia de la música moderna, digo problema porque la mayoría de estilos nacieron para desbancar a uno anterior o para vivir malamente hasta volver a tener unos cuantos años de esplendor. Por lo que es muy difícil que las diferentes generaciones sean partidarias de todos los estilos, lo que hace que se aborrezcan los que no nos gustan. Esto afecta directamente al criterio de las voces.

Si entramos en este tipo de batallas nos encontramos con contradicciones realmente absurdas: cantantes de los 60 muy respetados a pesar de sus desafinaciones infinitas  en contra de  otros más actuales rechazados justamente por desafinar o cantantes con mucha fuerza y  muy gritones acusados de estar pasados de moda, mientras  otros  crean tendencia con sus gritos y su suciedad.

Todo esto se solucionaría fácilmente si la gente se dejase de modas o de partidismo y escuchase la música tal y como se quiere mostrar, y no sólo bajo nuestro prisma.

 

9420397-cantante-de-rock-de-dibujos-animados-con-microfono-aislados-en-blanco

 

Conclusión

 

La manera más fácil para solucionar este asunto sería conocer cada estilo de música, sus antecedentes y sus porqués, además de entender la intención de sus artistas para poder valorar lo que hacen y no dejarnos sorprender simplemente porque para nosotros sea algo nuevo. Si escuchásemos las influencias de cada cantante que nos gusta dejaríamos de idolatrarlos, ya que normalmente no hacen más que repetir lo que ya han escuchado, y simplemente disfrutaríamos de su buen hacer sin situarlos por encima de nadie.

Pero esto significa cultura y esa palabra a veces parece sinónimo de “mucho tiempo” y la mayoría de la gente solo quiere disfrutar de la música.

Mi conclusión es que un buen cantante debe ser el que hace lo que quiere y no intenta hacer algo que no domina, realmente se nutre de sus raíces he influencias, sean las que sean, y consigue desenvolverse sin prejuicios dentro del estilo musical que elige o en el que se ve envuelto y sobre todo es auténtico y consigue transmitir esa autenticidad.

Por otro lado cantar bien es tener un buen dominio de tu voz, pudiendo elegir lo que haces en todo momento sin necesidad de tener que llevarse al límite, además de saber cuidarse y mantener tu instrumento en forma, siendo competente en casi todas las situaciones que te puedan surgir.

La historia de la música nos demuestra que:

 

Para ser un buen cantante no hace falta cantar bien, pero si cantas bien, seguro que serás un mejor cantante.

 

 

Dr. Herbert West " Voice Reanimator"
Enlace para bookmark : Enlace permanente.

No se admiten más comentarios