THE BLUEFIELDS – SALA AZKENA

 

Para todos aquellos que no hayáis escuchado nunca hablar de The Bluefields, os diré tan sólo esto: Dan Baird y Warner E. Hodges. Esto son palabras mayores del rock underground americano de los últimos 25 años. Sólo entre estos dos señores, por separado o juntos, podemos mencionar a grupos como Jason and the Scorchers, The Georgia Satellites, The Yayhoos, Homemade Sin o Stacie Collins. A este par de genuinos rockers debemos añadir a Joe Blanton (Royal Court of China) como guitarrista rítmico y cantante principal y Brad Pemberton tras los parches.

Este grupazo apareció en Bilbao el pasado 31 de marzo con la excusa de presentar en sociedad su segundo acetato, Ramshackle (2013), que sigue una línea bastante continuista con su anterior trabajo, Pure (2012). Y qué nos podemos encontrar en estos discos? Pues si Georgia Satellites se pueden definir como una mezcla de rock 50’s y glam, y los Scorchers se pueden definir como cowpunk, digamos que aquí tenemos una mezcla de todo ello, algo similar a lo que ya hacían Dan y Warner con Homemade Sin, pero quizás con un toque más melódico, e introduciendo elementos más novedosos en su música, tal y como puede apreciarse en temas como Sweet Medusa (Bon Jovi, cuánto darías por un tema así?) o Wake It Up (que suena como si AC/DC intentasen hacer una cover del Black Dog de Led Zep). Me atrevo a decir incluso que aprecio influencias de Bonafide en algunos temas, y es que no olvidemos que Pontus Snibb es compañero de viaje de Warner, y en mi humilde opinión se deja notar ligeramente esa influencia más dura en su música.

Y volviendo al directo, qué mejor lugar para apreciar las lindezas de un grupo de este calibre que la sala Azkena, donde siempre se crea una atmósfera particularmente intensa entre banda y público? A veces da pena pensar que en una plaza como Bilbao, hasta hace bien poco baza ganadora por asegurar el lleno en cualquier gira rockera que pasase por aquí, apenas media entrada se dio cita para disfrutar de este gran concierto. Tal vez la sobresaturación de bolos que sufrimos debido a la crisis de la industria discográfica comienza a pasar factura en un público que se ve obligado a escoger para no estar día tras día de sala en sala. Pero, egoístamente, es una gozada disfrutar de un grupo así con el gran ambiente que se genera en esta sala cuando no está a reventar, con la incomodidad que ello conlleva.

El concierto en sí fue de menos a más, en gran parte debido al señor Baird, que por alguna razón comenzó el show distraído debido a problemas técnicos con su bajo, pero que a partir de la tercera o cuarta canción decidió tirar para adelante y darlo todo. Y si hablamos de darlo todo, merece una mención especial Joe Blanton, ya que desde el minuto uno derrochó carisma y saber hacer, no amilanándose lo más mínimo pese a liderar un grupo en el que cuenta con dos auténticos rockstars que disfrutan de su labor “en la sombra”. Warner E. Hodges, como siempre, fue puro espectáculo, con una comunión total y constante con el público (en contraste con la escasa interacción con el respetable que tuvo Dan Baird). Brad Pemberton cumplió a la perfección llevando el ritmo de esta perfecta maquinaria de buen rock n’ roll.

El repertorio, como era de prever, se basó casi totalmente en los dos discos de The Bluefields, pero también hubo espacio para las versiones, sobre todo en los bises finales, donde pudimos escuchar temas de ZZTop (Jesus Just left Chicago) y Cheap Trick (Califormia Man).

Si vuelven, juntos o por separado con alguno de sus múltiples proyectos, no os los perdáis, porque es un auténtico lujo asiático ver a gente de este calibre sobre un escenario.

Gracias a JCPL Music por confiar en nuestro proyecto!

Keep on rockin’!

Dr. Pretorius

Enlace para bookmark : Enlace permanente.

No se admiten más comentarios