Tributando

Las bandas tributo existen desde hace años y son formaciones que intentar emular a los grupos originales, plasmando sobre el escenario habilidades muy similares a estos.

 

Cantantes desaparecidos que vuelven a la vida en un escenario, grupos que dejaron ya de tocar juntos, vuelven a unirse, nuevos eventos de bandas de éxito mundial que creíste imposible volver a escuchar en directo, se reúnen en pequeños locales a módicos precios. Estas bandas tributo nos hacen disfrutar de la otra cara de la moneda de nuestros grupos favoritos.

Las hay quienes intentan reproducir con meticulosa exactitud la banda original, numero de componentes, sus movimientos sobre el escenario, aspecto físico e incluso accesorios. También los hay quienes muestran una visión mas personal introduciendo arreglos propios, que si bien le dan otro aspecto, no cambia el fondo a grandes rasgos.

A la vista esta que este fenómeno esta de moda y la recaudación de taquillas un fin de semana tras otro así lo atestiguan, dando la posibilidad de mantener pequeñas salas abiertas que de otro modo seria imposible.

 

La pregunta que nos haríamos es el porque tiene tanto tirón este modelo de interpretación musical. Seguramente no tengamos que ahondar en respuestas cavernarias y sea mas sencillo de lo que parece. Es una buena manera de ver en directo los temas de tus bandas favoritas, bandas que en el mejor de los casos apenas veas dos o tres veces en directo. Asistes, te tomas unas birras y cantas aquellos himnos de tu generación. Si a esto le sumas un tributo muy decente de entre 10 y 15 euros, la fiesta esta asegurada