Una historia de egos: Mark Knopfler-Manu Katche (por Dr. Moreau Frankensguitar)

dire-straits-on-every-street

¡Saludos a tod@s! Mi entrada de hoy versa sobre ese sentimiento que a veces invade a algunos artistas, minando su personalidad: el exceso de ego. Para ilustrarlo, voy a contar una historia  que llegó a mis oídos hace unos cuantos años…

Finales de los 80, o principios de los 90, como lo queráis ver. Mark Knopfler, John Illsley, Alan Clark y Guy Fletcher andaban por Londres grabando el nuevo disco de unos Dire Straits que llevaban en silencio una temporadita después de que “Brothers in arms” y su gira les llevara a tocar a un montón de sitios, fuera superventas y les llenara, supongo, los bolsillos. El disco en cuestión no era otro que “On every street”. El caso es que necesitaban un batería para la grabación y ahí andaban con sus audiciones. Según quien me contó la historia, Mr. Knopfler no encontraba plena satisfacción con ninguno de los baterías que se habían presentado y lo manifestaba con bastante displicencia y a través de terceros.

Alguien en el estudio propuso el nombre de un nuevo instrumentista, alguien que esa persona que lo propuso conocía y avalaba. Un chico francés llamado Manu Katche que se dedicaba a estilos más jazzísticos; pero que a la vez era muy polivalente. De tal manera que allí se presentó y Knopfler lo trató más o menos de la misma manera que al resto; es decir, a través de un intermediario: “dile que pruebe con ésta”, dile que se dé prisa”…

El batería, un poco sorprendido y quemado por la actitud de Knopfler, empezó su audición tocando sobre uno de los temas del disco, concretamente el que lo abre, “Calling Elvis”. Knopfler quedó satisfecho, a la par que sorprendido, y se acercó a su intermediario para comentarle:”dile que si quiere, podemos contratarle para grabar todo el disco”. Al recibir la propuesta, Katche respondió: “dile que, si quiere que grabe el disco, que me lo pida él”.

Dicha respuesta a Knopfler debió mosquearle, supongo; ya que en los agradecimientos del disco aparecen, además de Manu Katche (cuya pista de batería en “Calling Elvis” fue la que más tarde se publicó), los nombres de Danny Cummings y Jeff Porcaro, de lo que se deduce que ninguno dio su brazo a torcer y Katche no terminó el disco….

¿Tendrá algo que ver esta historia con el hecho de que, en el videoclip de la canción , los músicos estén representado por muñecos? Aaaaaay, el ego…..

Os dejo en enlace del tema de la discordia…¡Abrazos!

Dr. Moreau Frankensguitar

 

 

Enlace para bookmark : Enlace permanente.

No se admiten más comentarios