URGE OVERKILL – SATURATION

Desde que se anunció el concierto de Urge Overkill en el próximo Azkena Rock 2018 le estuve dando vueltas a la idea de escribir un artículo sobre ellos. Y dado que su doble actuación va a consistir, por un lado, en un homenaje a Tom Petty, y por otro en tocar íntegro su disco “Saturation”, pensé que tal vez sería buena idea comentar una por una las canciones de dicho disco.

Así que dicho y hecho. Me quité mis gafas de fan y me intenté poner las de pseudo-crítico musical para tratar de desgranar cada una de las canciones de dicho LP. Entonces me di cuenta de que lo que estaba escribiendo no tenía absolutamente nada que ver con lo que estaba oyendo. Porque lo que describía parecía un pastiche musical donde se mezclaban, lógicamente, temazos power-pop marca de la casa con otras canciones que incluso se podrían definir como un cruce de hardcore melódico con punk y pop, siendo mi prosa era incapaz de transmitir sentido al conjunto. En cambio, cuando pinchas “Saturation” te estás introduciendo en una experiencia, un viaje sónico que te transporta a distintos lugares, algunos sobradamente conocidos pero otros totalmente insospechados.

Para los que no conozcáis a Urge Overkill –o más bien los que conozcáis sólo su cover de “Girl, You’ll Be A Woman Soon”-, decir que la crítica de finales de los 80’ y principios de los 90’ los encumbró como una de las bandas estandarte de lo que dio en llamarse power-pop, donde también figuraban, por ejemplo, Jellyfish o los muy conocidos por estos lares Redd Kross. Todas ellas bandas que tuvieron en su momento mejor recibimiento por parte de la crítica que del público, más pendiente en esos momentos de la explosión del grunge.

En este 2018 se celebra el 25 aniversario de la edición de “Saturation”, del que tengo que decir que no me parece su mejor disco, porque su siguiente entrega, “Exit The Dragon”, es superior canción por canción.

Pero aquí pasa como cuando jugaron en Champions el Barça contra la Roma. Jugador por jugador el Barça es claramente superior, y le debería ganar 9 de cada 10 partidos, pero en el importante la Roma se folló al Barcelona. Pues esto es parecido. “Exit The Dragon” está lleno de singles en potencia, mientras que los temas de “Saturation” –sobre todo su cara B- tal vez no tengan tanto empaque, pero cuando escuchas ambos discos del tirón te das cuenta de que están prácticamente al mismo nivel. “Exit the Dragon” seguramente sea el favorito de los que somos más de rock clásico, pero “Saturation” es un pedazo de disco como la copa de un pino, que casi podría tildarse de disco conceptual, y aunque en él haya canciones que si las escuchas aisladas parece que no tengan mucho sentido, cuando lo escuchas de principio a fin te vuela la puta cabeza.

Si sólo tenéis 15 minutos para descubrir “Saturation” escuchad “Sister Havana”, “Positive Bleeding” o “Woman 2 Woman”, pero haceros un favor a vosotros mismos y aprovechad un viaje en coche para poner “Saturation” de principio a fin a todo trapo. Y ojito con los radares!

Y ya que estáis en faena, escuchad a continuación “Exit the Dragon”. No creo que suene ninguna de sus canciones en Mendizabala por lo que han anunciado, pero temas como “Need Some Air” o “Last Night/Tomorrow” se quedarán para siempre en vuestra cabeza y no seréis capaces nunca de sacarlas de ahí.

Keep on Rockin’!

Dr. Pretorius

No se admiten más comentarios